Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sexopredicadoras

Isabel Gemio y Elena Ochoa, dos estilos para romper tabúes

La televisión en España no se había mostrado tan liberada hasta que hicieron su aparición estelar en pantalla Elena Ochoa (TVE-1) e Isabel Gemio (Antena 3). Las sexopredicadoras. Treintañeras de hoy en día, dos profesionales a las que la cámara mima y que en los primeros meses de 1995 -Isabel, los martes; Elena, los jueves- se están metiendo en el bolso a los espectadores, aunque sus programas no hayan alcanzado el liderazgo absoluto de audiencia.La pionera Ochoa alterna la información al público, a los padres y educadores sobre la mejora de la calidad de las relaciones sexuales, con la exposición y posibles soluciones al catálogo de adicciones y patologías que genera este viejo, confuso, complicado mundo.

Gemio recorrió con La Caravana Rodante del Amor 50.00ó kilómetros propiciando romances y reconciliaciones, telemensajes de amor por parejas y matrimonios en crisis, quitando in situ penas y vergüenzas a diestro y siniestro. Lo que necesitas es amor trató 200 casos de amor televisado. Gemio, Paco Lobatón y Jesús Puente han ido más allá en los asuntos de la telelágrima.

El programa Luz roja, última entrega de la teleunión Ochoa-Ibáñez Serrador, irrumpe en la caja tonta con iconografía de película de terror, anuncia el advenimiento de casos de peligro (de luz roja), con voces de especialistas. Doctoras y doctores universitarios internacionales, desde Estocolmo a Los Ángeles, forman su equipo de asesores.

Elena Ochoa usa una elegancia políticamente correcta, actúa de teledoctora, con cifras estadísticas y un sillón conectado al ordenador. Divulga, encuesta a anónimos y famosos y conversa con los "españoles y las españolas" antes de la telelección. Recibe una media de 3.000 cartas semanales agradeciendo los temas abordados. Además, Luz, roja inspira clases: en la Facultad de Psicología de la Universidad de Salamanca o en la Faculté de Lettres de la Université de Laussane, y cruza fronteras en TVE Internacional.

Después de la televisión del corazón, Isabel Gemio optó (desde el 17 de enero pasado) por el asunto sexual en Esta noche, sexo. Gemio tutea a sus invitados. Ochoa les llama dones y doñas. El lenguaje no es el de las consultas y las aulas, sino el de la calle, los amigotes/ as. Hablar en plata requiere su vulgaridad. Tras los claveles y rombos que anuncian su llegada, los martes en Antena 3, la telegénica y triunfante presentadora, ora en sauna, ora en jacuzzi ora con un vestuario seductor que no disimula ropa interior, entra al grano entre contestadores automáticos, público de estudio, invitados sorprendentes y el equipo asesor fijo: la prostituta-comentarista María Angeles Artiles, el sexólogo José Luis Doval y la psicóloga Lourdes Santamaría.

Los números finales de striptease de los espacios de Ángel Casas en La 2; la televisión muslo y pechuga que impulsó la citapa Lazarov en Tele 5, incluido el concurso erótico de Luis Cantero según los cánones Playboy e Interviú; el boom de los anuncios de productos y líneas eróticas y las llamadas zonas calientes de la programación de madrugada son algunos cercanos precedentes de los programas de Gemio y Ochoa.

Isabel Gemio está preparada para el escándalo en 625 líneas, para quitar tabúes, para seducir al público y a las cámaras. Ochoa también. Isabel habla. de los tamaños del pene y en el plató se escucha que "los penes grandes fallan más que una escopeta de feria". Elena entrevista a un vasectomizado y a un señor que confunde el coitus interruptus con el coito ininterrumpido. Isabel entrevista a una pareja homosexual y habla de amor verdadero y del sábado sabadete. Elena entrevista a un ama de un salón sadomasoquista a cara descubierta y de cómo librarse con los mejores métodos de la fecundación. La afición de las sexopredicadoras está dividida, los consultorios, catódicos no pueden estar más llenos.

ISABEL GEMIO ESTA NOCHE, SEXO

Nació en 1961 en Alburquerque (Badajoz). Capricornio. Estudió arte dramático. Tras su debú en Radio Extremadura, a los 20 años fue La chica de la radio, en Radio Barcelona, bajo el seudónimo de Isabel Garbí, donde se estrenó en la radio íntima y nocturna con relatos eróticos, de miedo y conversaciones a tumba abierta con los oyentes, algo de lo que es especialista. Los sabios (19 84) fue su primer programa en televisión, al que siguieron La tarde y Un verano tal cual. Colaboró con Jesús Quintero (El Loco de la Colina y el Lobo Estepario) en Sevilla y fue la sustituta de Julia Otero en el concurso 3x4. En 1993 obtuvo un éxito notable con Noches de radio, en RNE. Su gran salto a la popularidad masiva llegó con el programa dominical de Antena 3 Televisión Lo que necesitas es amor, por el que recibió el premio TP de Oro 1994. Ha dado nombre a un disco con poemas y sus canciones de amor preferidas.

ELENA OCHOA LUZ ROJA

Nació en 1958 en Orense. Libra . Psicóloga, se especializa en Estados Unidos en psicología clínica y psicopatología experimental. Es profesora titular de psicología en la Universidad Complutense de Madrid. En 1984 recibió el Premio Nacional de Investigación Abelló por su tesis doctoral sobre la esquizofrenia. En 1990, de la mano de Chico Ibáñez Serrador, consiguió una enorme popularidad con el programa de TVE Hablemos de sexo. En 1994, y tras un proyecto frustrado de Antena 3 Televisión, regresó a TVE-1 en noviembre de 1994, de nuevo con su descubridor televisivo, Ibáñez Serrador, con el programa Luz roja, dirigido por él. Ha escrito los libros Doscientas preguntas sobre sexo (1991), Fantasmas cotidianos! (1993), Locuras y amores (1993) y, junto al profesor Carmelo Vázquez, El libro de la sexualidad, de EL PAÍS. Es firma habitual de El País Semanal y la revista Interviú. En los últimos años ha investigado sobre el mal de la tercera edad, el mal de Alzheimer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de febrero de 1995

Más información