Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los operadores advierten que 100.000 turistas rusos pueden dejar de venir a España por Ia burocracia de la embajada

El sector turístico advirtió ayer que peligran las vacaciones de 100.000 visitantes rusos la próxima temporada en diversas zonas españolas debido a "la burocracia imperante en la Embajada de España en Moscú", según declaró a este diario el portavoz de los empresarios Pablo Piñero. Los ciudadanos rusos empiezan a suspender sus viajes a España debido a la lentitud en la concesión de los visados, que les obliga a formar largas colas frente al edificio de la embajada y a conformarse, a veces, con un documento colectivo de entrada al país. Los empresarios amenazan con replantearse la continuidad de las operaciones y reducir la frecuencia de vuelos charter si persiste el problema.El turismo de Rusia, un mercado emisor en alza, posee un elevado poder adquisitivo. El año pasado 40.000 ciudadanos de esa nacionalidad visitaron las playas de la Costa Brava, Canarias, Benidorm, Costa de] Sol y Baleares. Suelen alojarse en hoteles de cuatro y cinco estrellas y son los clientes favoritos del sector de la oferta complementaria (bares, restaurantes, discotecas, tiendas de recuerdos).

Según los empresarios, el éxito del programa vacacional en Rusia "garantiza la venida de 100.000 turistas en la temporada de 1995", una previsión que "no se cumplirá si el Gobierno no adopta las medidas pertinentes" dijo Pin4ero. El sector turístico ha denunciado el caso ante el Ministerio de Turismo y Comercio y el director general de Política Turística, Celestino Alomar, ha actuado de mediador ante el Ministerio de Asuntos Exteriores.

El titular de la cartera. de Turismo, Javier Gómez Navarro, escuchó la queja de los empresarios en la pasada feria turística World Travel Market de Londres pero insistió en que la resolución del tema no competía directamente a su ministerio.

Los operadores españoles han solicitado una reunión urgente con José Ignacio Carvajal, director general de Asuntos Consulares. "En Turismo hemos encontrado una gran receptividad pero no así en Exteriores, donde parecen ignorar lo que el turismo representa para este país", preciso, Piñero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de febrero de 1995