Indemnización de 1,5 millones de pesetas por resbalar en un paso de cebra

El Ayuntamiento de Barcelona deberá indemnizar con 1,5 millones de pesetas a una mujer que se fracturó un tobillo al resbalar en un paso de cebra, al considerar probado la Sección 16 de la Audiencia de Barcelona que la caída sufrida por la demandante se debió a la falta de adherencia de la pintura utilizada, acentuada por la lluvia que había caído ese día sobre la ciudad.La sentencia recoge el mismo criterio que ya mantuvo un juzgado de primera instancia, que falló en el mismo sentido pero con una indemnización mayor. En aquella ocasión la sentencia consideró probado que el resbalón se produjo "corno consecuencia de los materiales empleados para la señalización horizontal viaria". Entonces la indemnización se fijó en tres millones de pesetas.

El tribunal se refiere a las pruebas realizadas, que señalan que el tipo de pintura utilizado para marcar los pasos de peatones producía un "fácil deslizamiento cuando está mojado". Un informe resaltó la peligrosidad de las superficies recién pintadas para motocicletas y peatones -aunque también de las pintadas con anterioridad- cuando quedan cubiertas por una capa de agua.

El estudio señala que en estas circunstancias se puede llegar a producir la "pérdida total de adherencia".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción