Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:CARLOS SUAREZ - DIRECTOR DE CINE

"Si se 'pule' a Makinavaja, nos quedamos sin personaje y sin serie"

Carlos Suárez (Asturias, 48 años) es el director de Makinavaja, el último choriso, la serie estrella de TVE-1 que se estrenará a mediados de este mes. Director de fotografía habitual en las películas de su hermano Gonzalo, ha dirigido Makinavaja para el cine, récord de taquilla en 1992 y líder de audiencia en el estreno de la película por televisión, el pasado abril en Antena 3. Está basada en el cómic creado por Ivá y ha sido rodada en Barcelona.Pregunta. ¿Espera que sea tan popular el Makinavaja televisivo como lo ha sido en cine y en teatro?

Respuesta. Busco la carcajada. Las comedias de situación al uso llevan sólo a una sonrisa; nosotros queremos que la gente se tronché.

P. ¿Igual que se tronchan los espectadores con Chiquito de la Calzada?

R. Es que la gente se ríe con cada simpleza... Suceden fenómenos como Chiquito, pero en general hay un cierto pudor. Sin embargo, este humorista tiene un punto de kamikaze que a mí me gusta, como la insensatez, la locura. Por eso también me gusta Maki, que es un sin sentido más total.

P. ¿Cómo se logra una carcajada?

R. Hay que dar la broma y la sal gorda, lo contrario al llamado humor inglés.

P. Maki han sido Pajares (cine), Ferran Rañe (teatro) y Rubianes (televisión), ¿cuál es el mejor?

R. Sin duda, Pepe Rubianes. El canalla que lleva dentro Rubianes no lo tiene Pajares. Cuando lo propuse me trataron de loco; ahora todo el mundo ha cambiado de opinión. Aunque esto no quiere decir nada en contra de los demás, que son muy buenos en sus cosas.

P. En TVE parecen estar muy seguros del éxito.

R. Yo mismo he frenado la euforia de hacer otros 26 capítulos, porque quiero saber cuál será la reacción del público.

P. ¿Han rebajado el personaje?

R. No, porque si se pule a Makinavaja, nos quedamos sin personaje y sin serie. Habrá quien se sienta aludido, pero en el capítulo siguiente se sentirán aludidos los contrarios. El trasfondo de la serie es blanco, inofensivo..

P. Debe resultar complicado hacer una serie de televisión partiendo de un tebeo.

R. Dificilísimo. Pero tengo la ventaja de que parto de la obra de un genio graciosísimo, como era Ramón Tossas, Ivá.

P. ¿Ve en Makinavaja una alternativa a los culebrones?

R. Sin duda. Los culebrones terminarán aburriendo. El público no es tan tonto como para consumir sólo eso, aunque no esté preparado del todo para las obras de arte. Makinavaja es el intermedio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de enero de 1995