Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez reabre el caso de el El Nani tras la detención de Messía Figueroa

La juez de Madrid María Tardón Olmos decidió el pasado martes reabrir el sumario por la detención ilegal y posterior. desaparición de Santiago Corella, El Nani, tras la detención en Miami (Estados Unidos), el pasado mes de diciembre, del aristócrata Jaime Messía Figueroa. El Nani desapareció en noviembre de 1983, tras su paso por las deperidencia1de la Brigada Regional de la Policía Judicial de Madrid, donde fue torturado, según un tribunal.

Tres policías -el comisario Francisco Javier Fernández Álvarez y los inspectores Victoriano Gutiérrez Lobo y Francisco Aguilar- fueron condenados a penas de 29 años de cárcel por su participación (que ellos niegan) en la detención ilegal de Santiago Corella, considerado el primer desaparecido de la democracia.La juez ha optado por reabrir el sumario después de que la Fiscalía de Madrid haya emitido un informe en él que entiende que existen "suficientes indicios" de que el aristócrata (huido de la justicia española, desde 1988) puede estar implicado en la desaparición y presunto-asesinato de El Nani. Tras la detención del aristócrata, el Gobierno español ha pedido su extradición a España, donde tiene, varias órdenes de búsqueda y captura por distintos delitos. La petición de extradición será estudiada por EE UU el 31 de enero.

El fiscal, en un escrito que tiene fecha del pasado 29 de diciembre y que ha activado la reapertura del caso Nani, considera que Messía Figueroa puede estar implicado en tres delitos: detención ilegal, asesinato -en el caso de que "el cuerpo de El Nani aparezca", explica- e inhumación ilegal.. El fiscal basa sus indicios, entre otros argumentos, en una entrevista que concedió el aristócrata a la revista Interviú, el 27 de enero de 1988, tras su huida de España. Messía Figueroa -quien mantenía una estrecha amistad con los policías que luego fueron condenados- declaró entonces a esta revista que El Nani no había desaparecido. Aseguro que estaba muerto, y que él mismo lo había enterrado. No desveló, sin embargo, el lugar, aunque los jueces, durante la instrucción del sumario e incluso durante el juicio., sospecharon que podía tratarse de una finca que la familia de Messía Figueroa posee en Córdoba.

La juez María Tardón ha dado ya instrucciones a la policía para que averigüe el domicilio del redactor y el fotógrafo de la revista Interviu que entrevistaron a este prófugo de la Justicia. La juez quiere interrogarles en calidad de testigos.

En esa entrevista, que utiliza el fiscal para solicitar la reapertura de las diligencias, Messía Figueroa manifestó también que El Nani no era la única persona que había desaparecido tras su paso por las dependencia de la Brigada Regional. El fiscal se remite asimismo al contenido de la sentencia que supuso el ingreso en prisión de los citados policías. En ella, el tribunal declara probado que Corella fue conducido a la brigada y golpeado en relación con un atraco en una joyería. Y que los citados policías -"solos o en colaboración con otra u otras personas no identificadas- hicieron constar oficialmente que Santiago Corella se había fugado en un descampado del barrio madrileño de Vicálvaro, aprovechando un descuido de los policías que le habían llevado allí para que les mostrase el lugar donde había escondido las armas con las que supuestamente había perpetrado el robo.Con este falso informe los policías, según la sentencia, pretendían evitar que alguien viese las torturas a las que había sido sometido El Nani. El fiscal pide también a la juez que Messía Figueroa, si las autoridades americanas aceptan entregarle a España, ingrese en prisión provisional nada más pisar suelo español.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de enero de 1995

Más información

  • España ha pedido la extradición a EE UU