Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alcorcón autoriza la instalación de una discoteca en un polideportivo, en contra de un informe municipal

El grupo Lantánido, propietario de locales de ocio como BagëLus o Keeper, inaugura mañana en el polideportivo La Canaleja, de Alcorcón (144.000 habitantes), M-40 Sound Visual Dance, una especie de discoteca del siglo XXI.

En ella tendrán cabida retroproyecciones, imágenes de vídeo fijas y móviles, otras generadas por ordenador, ultrarrayos láser, sonidos electrónicos y demás modernidades encaminadas a crear "una descarga de sensaciones que provoca un movimiento permanente del cuerpo, un baile desenfrenado", según fuentes de Lantánido.

Sin embargo, la empresa adjudicataria de la explotación de la piscina y de las dos cafeterías del polideportivo donde está la discoteca, ESB Servicios Especiales, ya cuenta con un informe municipal contrario a la instalación de este tipo de locales de ocio. Pese a ello, el Patronato Deportivo Municipal (PDM), encargado de gestionar todas las instalaciones deportivas de Alcorcón y que tiene como máximo responsable al alcalde, Jesús Salvador Bedmar, también ha autorizado el montaje de la macrosala.

Quejas vecinales

Las quejas vecinales surgidas el pasado verano por la instalación en el mismo sitio de una disco-terraza propició que el Ayuntamiento encargara un informe sobre la conveniencia o no de este tipo de locales. El informe, firmado por el secretario del Ayuntamiento y del PDM, Gregorio Cabello, asegura que de la lectura del pliego de condiciones "no puede entenderse la autorización para explotar una disco-terraza hasta altas horas de la madrugada, ubicada dentro de las instalaciones deportivas". También afirma que, "de persistir esta actuación del adjudicatario, el patronato podría dejar sin efecto la concesión", calificando esta actitud como "un fraude de ley".El concejal de Deportes, Francisco Iváñez, considera que lo que se ha montado en La Canaleja no es una discoteca, sino un proyecto de ocio y de cultura "muy interesante".

El gerente de ESB, empresa de seguridad y servicios, Gerardo Zubiría, afirma que no es lógico sólo explotar las instalaciones de la piscina durante los meses de verano, y que con la puesta en marcha de M-40 Sound Visual Dance "no se altera de ninguna manera el pliego de condiciones".

ESB resultó adjudicataria antes del verano por un tiempo de cuatro años. El desembolso que ha hecho al Ayuntamiento estaba cifrado en 42 millones de pesetas, "aunque hay que sumar otros 20 más", apunta Zubiría.

10 millones

El contrato de ESB con el grupo Lantánido para montar la discoteca ha supuesto más de 10 millones de inversión. Estará abierta los días 23, 24, 27, 29 y 31 de diciembre y 5 y 7 de enero. El horario será a partir de las doce de la noche, menos el 27, que abrirá alas diez de la noche y el 31, que lo hará a las 0.30. La entrada costará 1.000 pesetas, salvo el día de Nochevieja, que subirá a 5.000. Según Zubiría, el local desaparecerá pasadas las fechas navideñas. Luego, el recinto se acondicionará para albergar la, exposición Gigantes del mar, con ballenas y cetáceos que superan los 15 metros de largo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de diciembre de 1994