Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

No somos una incógnita

"No tenéis ambición", "no lucháis por nada", "habéis perdido todos los ideales" y, por supuesto, "no somos como cuando ellos eran jóvenes". Así se podría escribir una larga lista de frases que se nos recuerdan constantemente a los adolescentes. Madres, tías, tíos y padres se pasan las tardes recordando batallitas de cuando eran jóvenes y hacían todo lo posible para mejorar el momento que vivían... Luego, bueno, luego viene el típico discursito del que ya estoy un poco harta. Dicen que somos una generación apática sin ningún ideal por el que luchar. Por supuesto que eso no es verdad, ese revolucionismo no se ha terminado, lo que ocurre es que ellos creían en la política y se afiliaban desde temprana edad con la intención de cambiar el mundo. Y ahora, visto lo visto, preferimos unirnos a asociaciones ecologistas y arreglar lo que ellos y su pleno desarrollo del siglo XX están destruyendo (el 32% de gente menor de 25 años pertenece a una asociación ecologista y sólo el 3% a un partido político).Además, creo que deberían aplicarse el refrán: "Dime de qué presumes y te diré de qué careces".Hay algo en lo que sí tienen razón, y es que estamos pasando de seguir con este problema generacional, se le ha dado muchas vueltas, y, por mucho que les demostremos que vamos a por lo que queremos, seguirán pensando, que su época fue mejor y se esconderán bajo el tópico de "menuda fue nuestra generación".-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de noviembre de 1994