Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Inercia

Las bolsas se vieron arrastradas en esta última sesión por la inercia del mercado norteamericano, aunque la facilidad con que asumieron su papel de comparsas todos los mercados de valores indica que, en el fondo, los problemas son comunes. Cada día parece más claro que los tipos de interés han entrado en un ciclo alcista y que pocas economías van a librarse de ello. El problema real de los inversores es acertar con las magnitudes y los plazos y, mientras echan cuentas, se mantienen al margen de las cotizaciones.La contratación de esta sesión fue de 26.830 millones de pesetas efectivas, bastante más alta que la de los días anteriores, pero muy justa para una jornada en la que los cambios de orientación favorecieron las entradas y salidas. Además de esto, Carburos Metálicos volvió a contratar una vez autorizada la OPA, con casi 3.000 millones de pesetas efectivas y un cambio medio que superaba en 167 pesetas el precio ofertado a los accionistas.

La relativa tranquilidad que registró Wall Street desde media sesión -cerró con un descenso de 3,36 puntos, tras una apertura en la que llegó a perder hasta 33- permitió al índice de Madrid terminar la jornada con un recorte de sólo el 0,88% que no pudo impedir que se perdiera otra vez el nivel del 300%. El Ibex 35 bajó un 1%. Los pronósticos para el fin de semana son bastante inciertos, ya que hoy es fiesta en Nueva York y el viernes ese mercado funcionará sólo media jornada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de noviembre de 1994