Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

EN EL RUEDO, PERO SIN TORO

Madonna por fin pisó ayer el ruedo. En su tercer día de estancia en España, la famosa y polémica cantante intervino en sus primeras escenas del videoclip Take a bow en los tendidos de la plaza de toros de Antequera, junto a un grupo de unos doscientos extras que, la productora exigió preferentemente morenos, "muy del pueblo" y agitanados. Durante dos horas, con una estrecha falda larga gris, chaqueta negra y el pelo recogido en un moño, grabó aplausos, olés, sonrisas y exclamaciones ante los simulacros de toreo de un joven becerrista contratado para la ocasión. Aunque en la historia de la canción Madonna se enamora del torero, lo cierto es que tras dos días de rodaje aún no se ha cruzado en el plató con Emilio Muñoz, que tuvo que lidiar por la tarde un toro y un novillo de Diego Puerta en ausencia de la cantante, lo que pone en duda los comentarios de los productores, que reiteradamente han ponderado el interés de Madonna por el mundo de los toros. Los toros y su mundo han sido, en efecto, el principal foco de atención de la presencia de Madonna en España pero el diestro trianero lidió los dos morlacos a puerta cerrada, sin extras y sin Madonna. Los toros de cuatro años de la ganadería de Puerta no fueron picados, ni banderilleados, ni estoqueados, por expreso deseo de la productora. Muñoz tuvo que afrontar, además, la dificultad de las fuertes rachas de viento y al final se reafirmó en sus convicciones taurinas más clásicas: "Está claro que los toros hay que picarlos". El rodaje de Madonna en Antequera despertó una gran expectación. En torno a la plaza de toros se congregaron desde primeras horas de la mañana varios centenares de jóvenes, algunos de los cuales lucieron disfraces al estilo Madonna. La controvertida cantante continuará hoy, la grabación del videoclip en Ronda y el lunes volverá a la plaza de Antequera a rodar las últimas escenas, rodeada de unos ochocientos extras que contratará el Ayuntamiento antequerano para grabar una imagen, de arriba abajo, con un tendido de la plaza totalmente lleno.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de noviembre de 1994