Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BALONCESTO: LIGA EUROPEA

En el buen camino

El Madrid busca el alta definitiva a su juego ante el Scavolini

Una semana parece haber bastado para transformar al Real Madrid. El técnico serbio Zeljko Obradovic por fin se ha salido con la suya: el equipo blanco lleva dos partidos seguidos jugando bien y ganando. El pistoletazo de salida lo dio García Coll en Eslovenia. Su coraje defensivo contagió a sus compañeros y el Real Madrid derrotó al Olimpia Liubliana (61-66) en el arranque de la fase regular de la Liga Europea. El pasado sábado, en duelo de la Liga ACB, los madridistas rubricaron, su partido más convincente con una rotunda victoria sobre el Unicaja de Málaga (82-62).La recuperación sólo se entenderá como completa, sin embargo, si el Real Madrid logra ganar esta noche -20.00 horas, La 2, Palacio de Deportes de la Comunidad- al Scavolini Pesaro en el segundo encuentro de la ronda continental. El rival, un sólido y experimentado cuadro italiano, actuará como termómetro que mida con rigor el grado de rehabilitación del grupo que entrena Obradovic.

Los dos equipos llegan al choque con una victoria. El Scavolini, al que entrena el veterano Valerio Bianchini, ganó en Pesaro por 92-69 a otro favorito, el Panathinaikos griego. Ahora busca algo que ya tiene el Madrid, su primera victoria fuera de casa. "Sabemos que Madrid no es el mejor lugar para ganar, pero lo intentaremos de todos modos", señala el técnico trasalpino. "Aspiramos al título europeo y, para conseguirlo, debemos vencer a todos, incluido el Real Madrid. Cuanto antes empecemos a superar enemigos, mucho mejor", añadió Bianchini.

No le faltan armas al Scavolini que le conviertan en un duro rival para cualquier equipo. En su plantilla conviven dos de los mejores jugadores italianos de los últimos tiempos: el pívot Walter Magnifíco (33 años, 2,10 de estatura, 21 puntos a los griegos), que ha militado siempre en la escuadra de Pesaro; y el roqueño escolta Antonello Riva (32 años, 1,94, 18 puntos), ex integrante de otros conjuntos históricos como el Cantú y el Milán. Junto a ellos destaca otro veterano jugador internacional, el alero Sandro Dell'Agnello (33 años, 2,02).

El habitual quinteto inicial lo completan los americanos Corey Gaines, un base-escolta de 1,91 metros procedente de los Knicks de Nueva York, y Dean Garret, un pívot de 2,08 que conseguía 20 puntos y 12 rebotes frente al Panathinaikos.

Alcanzar la regularidad

"El Scavolini es muy buen equipo, pero si el Real Madrid juega como sabe, el triunfo será para nosotros", profetiza el técnico Obradovic. "Hemos jugado muy bien contra el Olimpia y contra el Unicaja de Málaga. Espero que estemos en el camino de alcanzar la regularidad que necesitamos".El técnico serbio tiene motivos para sentirse contento. Por primera vez en varias semanas podrá contar con su plantel al completo, una vez recuperados de sus lesiones Joe Arlauckas -que ya entró en la convocatoria el pasado sábado ante el Unicaja, aunque no llegó a sal tar a la cancha- e Ismael Santos.

Después de la trabajada victoria sobre el campeón esloveno, en el seno del Real Madrid se cataloga como casi imprescindible comenzar la andadura local con otro triunfo esta noche.

La experiencia de temporadas anteriores indica que asegurando los siete partidos de casa y logrando, al menos, una victoria fuera, se alcanza plaza para los cuartos de final. El Madrid ya sumó su triunfo forastero. Ahora debe amarrar en el Palacio de los Deportes de la Comunidad, empezando por el Scavolini.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de noviembre de 1994