Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mano de santo

Herreros, con 9 triples y 39 puntos, clasifica al Estudiantes

El Estudiantes alcanzó su objetivó. Ya está clasificado para la liguilla de octavos de final (cuatro grupos de cuatro equipos) de la Copa Korac. No cabía otra solución: Alberto Herreros juega en el equipo madrileño y no en el Tofas Bursa. El partido, y con él la eliminatoria, perteneció por entero al sensacional alero madrileño, que últimamente (38 puntos al Juventut hace menos de dos semanas) rubrica proezas con admirable frecuencia.Ayer, con 39 puntos y nueve de nueve en lanzamientos triples, se superó a sí mismo. No había tiempo que perder -los otomanos traían una renta de 10 puntos- y tomó el mando desde el primer instante. Herreros anotaba 10 puntos, con dos triples, en los tres minutos iniciales, propulsando a su equipo hacia una ventaja, 14-5, que casi igualaba el doble asalto.

La tónica del encuentro ya no admitió variación alguna. Herreros no lo permitió. Marcó el son a seguir y nadie osó rechistarle. En estado de gracia, asumió toda la responsabilidad evitando el atasco atacante que amenazaba a su equipo. Gritó, mandó, reclamó balones, se los jugó y ejecutó. En el minutos, el Estudiantes ya superaba la desventaja del partido de ida: ganaba por 28-16. Quince puntos y tres triples llevaban la firma de su capitán.

Al Tofas sólo le respondían discretamente sus dos americanos, Rogers y Webb. En sus mejores momentos, y coincidiendo con unos minutos de respiro de su verdugo, consiguieron llevar la intranquilidad a la grada, 3530 en el minuto 15. El susto fue pasajero. Sólo duró lo que un balón tarda en llegar a las manos de Herreros. Y de ahí, a la canasta. Sus dos últimos triples de la primera parte (que terminó con 23 puntos y cinco de cinco desde la línea de 6,25) abrieron de nuevo brecha en el descanso, 50-38.

Bastaron cinco minutos de la segunda mitad para que el Estudiantes sentenciara definitiva mente la eliminatoria. Ampara do en una aplicada defensa -alternó individual y zona-, respaldado por la pulcra dirección de sus tres bases, el trabajo de Smith y Williams y, muy especialmente, el poderío de Orenga bajo canastas, el cuadro madrileño borró de un plumazo la amenaza turca (m. 25, 65-42). Por aquel entonces, Alberto Herreros ya había logrado 30 puntos. Y no llegó a una cifra escandalosa porque Malas le envió al banquillo durante unos minutos al propinarle un fuerte golpe en la cara.

Los otros tres equipos españoles que disputan la Copa Korac se clasificaron para la siguiente ronda. Los resultados fueron: TDK Manresa 86; Gala tasaray (Turquía), 79. Caja San Fernando, 91; Ulm (Alemania), 83. Cáceres, 89; Galil Elion (Israel), 47.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de noviembre de 1994