Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Instituto Francés suma un nuevo escenario a la red de teatros de la capital

La Embajada de Francia inaugura un complejo cultural de 2.000 metros cuadrados

Después de tres años de obras, la Embajada de Francia inaugura en Madrid un complejo cultural de 2.000 metros cuadrados que sumará un nuevo escenario a la red teatral de Madrid. Las instalaciones -marcadas por los espacios luminosos diseñados por dos arquitectos madrileños albergan un teatro con 260 butacas, una mediateca con 20.000 libros e incontables discos y CD-ROM, un salón de conferencias y una sala de exposiciones. Los responsables aseguran que no hará falta dominar el francés para aprovechar las instalaciones, que se prevé inaugurar el día 28.

El centrocultural se levanta sobre los cimientos del antiguo edificio dedicado a las actividades culturales del Instituto Francés, situado en a calle del Marqués de la Ensenada. "Nuestro propósito es integrarnos en la red de teatros madrileños. Las primeras actividades del nuevo complejo están patrocinadas por el Festival de Otoño", explica Gérard Imbert, director el Instituto Fráncés. "Es el centro cultural francés mejor equipado de toda Europa", añade.El primer espectáculo ocupará las dos plantas del Instituto: los 28 integrantes del teatro de animación llotopie se desparramarán por todos los rincones, creando una multitud de escenarios simultáneos. Nadie pedirá las invitaciones en la puerta: estará abierta a todos los madrileflos. Sin embargo, no fue posible obtener la autorización para que los actores franceses invitaran a los paseantes a penetrar en el edificio en un pasacalle desde la vecina plaza de, París hasta la puerta del Instituto. El motivo alegado fue que era necesario cortar el tráfico y alterar la circulación en una zona de edificios ministeriales.

Desde 1913

"Nacemos con la voluntad de insertarnos en Madrid. Siempre hemos mantenido una línea de colaboración cultural con la Residencia de Estudiantes, la Filmoteca y los distintos teatros de la ciudad, y pensamos seguir en ese circuito", comenta Imbert.Pese a la vocación pedagógica del Instituto Francés, que se instaló en Madrid en 1913 para difundir la lengua, no será necesario conocer ese idioma para participar en las actividades de la primera temporada, que se centrará en la música, la danza y la fotografía. El proyecto es atraer a un público no francófono. Según Inibert, ya están hechos los contactos con distintas compañías españolas para que utilicen la nueva infraestructura. El teatro está dotado de un servicio de traducción simultáneo que no dificultará la actuación de grupos franceses", señala Imbert.

La programación será diana y el Instituto pondrá a la venta un sistema de abono para cinco espectáculos de libre elección a 6.000 pesetas. El abono para el cine costará 1.200 pesetas. "Los precios estarán por debajo de lo habitual", asegura el director. Las coreografías de Blanca Li, una española afincada en París, abrirán la temporada a principios de noviembre.

En el mismo edificio están el consulado francés y los servicios científicos y económicos de la Embajada francesa. Los accesos están diferenciados y no existirá control alguno para entrar en el Instituto Francés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de octubre de 1994