Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Renfe prevé una reducción del 30% de las pérdidas de explotación previstas para este ejercicio

Las buenas nuevas se agolpan sobre Renfe. Tras cerrar, la semana pasada, el contrato programa con el Estado hasta 1998, ayer la presidenta de la compañía, Mercé Sala, anunciaba una drástica reducción de las pérdidas de explotación para este año (un 301%) y sellaba con los sindicatos un acuerdo marco en el que se recoge la desaparición no traumática de 4.350 puestos de trabajo en dos años. Esta reducción de personal aumentará hasta 6.485 personas en 1998, según detalla el contrato progama, acuerdo por el cual el Estado inyectará a Renfe 1,6 billones en cinco años.

Los cálculos de la dirección de la compañía ferroviaria sobre el estado de sus cuentas se basan en los resultados obtenidos hasta el mes de agosto. De acuerdo con ellos, en los ocho primeros meses del presente ejercicio el déficit de explotación se situó en 19.000 millones de pesetas. Ello supone un descenso del 30% sobre los números rojos previstos cuando se proyectó el ejercicio.En opinión de Mercé Sala, "este ritmo de mejora del déficit se mantendrá, si no ocurre nada especial, hasta final de año". Las pérdidas previstas por Renfe para 1994 en los presupuestos iniciales eran de 52.000 millones de pesetas, con lo que Sala espera que queden en unos 36.400 millones.

Esta optimista proyección coincide con la firma entre la empresa ferroviaria y los sindicatos del acuerdo marco laboral, acto que tuvo lugar en la tarde de ayer. Este pacto, válido para los dos próximos años, recoge una reducción de plantilla en 4.350 personas, mediante prejubilaciones y bajas incentivadas. En la actualidad, la plantilla de Renfe es de 41.626 personas. El contrato programa 1994-1998, aprobado por el último Consejo de Ministros, recoge una reducción aún mayor. En concreto, la previsión es que en 1998 Renfe cuente con 35.141 empleados, 6.485 menos que los actuales. A pesar de ello, Sala insiste en que la plantilla ideal de Renfe debe estar en torno a las 32.000 personas.

El contrato programa 19941998 fija que el Estado inyecte a Renfe 1,6 billones de pesetas en esos cinco años. Ello tendrá como consecuencia principal el recorte en 200.000 millones de pesetas del endeudamiento de la compañía, que quedará situado en un billón de pesetas al final del contrato programa.

Por otra parte, los ministros de Transportes de la Unión Europea aprobaron ayer dos directivas que regulan el acceso de las compañías ferroviarias a las redes de los demás países comunitarios, tanto para pasajeros como para mercancías, informa Efe. Las directivas establecen la necesidad de fijar licencias internacionales para las empresas ferroviarias, así como la percepción de un canon por la utilización de las infraestructuras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de septiembre de 1994

Más información

  • La empresa y los sindicatos firman la desaparición de 4.350 puestos de trabajo en dos años