GENTE

BROOKE SE PONE BRILLANTINA

Ser novia de Andre Agassi ha sido para Brooke Shields como un lavado de imagen. El flamante ganador del Open de tenis de EE UU es sin duda más presentable que Michael Jackson, supuesto acompañante de Brooke durante años. El buen momento de la protagonista de engendros de otra era, como El lago azul o Amor sin fin, explica que haya entrado en el reparto de la versión teatral de Grease, en Broadway. Shields sustituirá esta temporada a Rosie O'Donnell (Los Picapiedra) en el papel de la deslenguada Betty Rizzo. A la ex-modelo de Calvin Klein le pegaba más el personaje de la delicada Sandy, in terpretado en la pantalla por Olivia Newton-John, pero al parecer ese papel requería un refinamiento vocal que se encuentra fuera de su alcance.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de septiembre de 1994.