Pareja, 1; televisión, 0

Famosos de la pequeña pantalla responden a un dilema tecnológico-personal

En una de las frecuentes encuestas que entre sus lectores y los profesionales de la comunicación realiza la revista TV Guide, la biblia de la programación televisiva en Estados Unidos, se planteó un dilema: "Si estuviera usted en una isla desierta, ¿qué compañía preferiría: el televisor, el teléfono o su pareja?". La pregunta estaba hecha con humor y requería una respuesta simular, aunque el trasfondo era saber qué lugar ocupan elementos básicos de la cotidianidad como el televisor y el teléfono en el corazón y la cabeza de los norteamerica nos ha querido trasladar esa cuestión a conocidos personajes españoles de la pequeña pantalla. He aquí sus respuestas. Pero no hay detalles sorprendentes. Sólo dos de los encuestados en concreto, dos mujeres cargarían con el televisor. La mayoría opta por la pareja.

Carmen Sevilla.Telecupón. Tele 5.

"Me lo llevaría todo, porque a una isla desierta sólo me iría con todas las comodidades. Me llevaría mi pareja, mi teléfono -que es una divinidad-, y la tele, que me entretiene muchísimo. O me voy con todo o no me muevo de mi sitio

Ramón Pellicer.

Telediario. TVE.

"Primero eliminaría la tele, porque a una isla me iría para desconectar del mundanal ruido. También rechazaría el teléfono para no tener enlaces con el exterior y poder preservar mi intimidad. Pero nunca me iría solo, pues bastante solos estamos mientras trabajamos. Así que la, pareja sería fundamental".

Las Veneno.

Móntatelo. TVE.

"Nos llevaríamos la pareja y la correspondiente almohada cervical. Pero de lo demás, ni hablar".

Ana Ortas.

Informativos. Canal +

"En mi vida ya tengo demasiada televisión y demasiado teléfono como para además llevármelos de vacaciones. Me iría únicamente con mi pareja, sin nada más".

Teresa Castanedo.

Informativos. Telemadrid.

"La pareja, sin ninguna duda. Con mi pareja ya tendría bastante que ver, no necesitaría ver la tele, ni escuchar a nadie más".

María Abradelo.

Campeones de la playa. Tele 5.

"Mi único compañero de viaje sería el televisor. Así descansaría un poco de la pareja; y en todo caso me llevaría un buscapersonas por si en un momento dado me encontraba un poco sola".

José María Carrascal

Informativos. Antena 3.

"Nunca me llevaría un televisor. En televisión, para encontrar un programa diamante tienes' que tragarte demasiadas piedras. Preferiría un libro, unas cuartillas en blanco o un walkman. Y, por supuesto, antes que todo ello, preferiría irme con mi pareja".

José Luis Moreno.

Entre amigos. Autonómicas.

"No son alternativas comparables para mí: elegiría la pareja sin dudar un segundo".

Paco Montesdeoca.

El tiempo. TVE.

"Prefiero la realidad a la ficción, la naturaleza a la técnica. Así que prefiero a mi pareja".

José Ramón Pindado.

Informativos. Canal +.

"Desde luego, si puedo escoger entre directo y diferido, me quedo con el directo. Te lo da todo: entretenimiento, cabreos, alegrías, penas. ¿Por qué me iba a conformar con verlo en la tele cuando podría vivirlo?".

Agustín Bravo.

Telecupán. Tele 5.

"Lo justo para estar cómodo y relajado sería tener a mi pareja a mi lado. Sería lo único que me llevaría a un lugar recóndito. La televisión, aunque me gusta, no la llevaría, porque es para tiempo de ocio".

María Rey.

Informativos. Antena 3.

"No me llevaría un televisor a una isla desierta ni por casualidad, ni aunque pudiera llevarme mil cosas. En casa a veces te hace compañía, pero en una isla preferiría incluso discutir con una pandilla de monos. Mi compañía ideal sería mi pareja

Ana Blanco.

Telediario. TVE.

"Para mí no es necesario tener que quedarme únicamente con una de las tres cosas, porque la televisión y el teléfono no los llevaría nunca. En fin, que a una isla desierta me iría con mi pareja, y punto".

Paloma Concejero.

Informativos. Canal +.

"Con la televisión convivo a todas horas y el teléfono está demasiado caro. Como consecuencia, mi pareja sería mi compañía elegida para ir a una isla desierta".

José Antonio Gavira.

Informativos. Antena 3.

"No es que rechace el teléfono o el televisor, pero sinceramente prefiero llevar conmigo algo más humano, más acariciable".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0011, 11 de septiembre de 1994.