Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

Un monólogo de humor tierno se despide de la sala triángulo

Los pájaros picanucas sólo existen en la imaginación del actor Yiyo Alonso. Sin embargo, revolotearán hasta mañana en la sala Triángulo antes de levantar vuelo hacia Navalcarnero. "Los picanucas forman parte de mi espectáculo de humor tierno. Inventé estos pájaros para que el público permaneciera en la duda y no supiera si eran reales o no", explica Alonso, autor, intérprete y director del monólogo Carretera y manta.El café teatro de la sala Triángulo -con un aforo de 60 personas- es el. único espacio que continúa abierto. La sala grande acoge los ensayos de la obra de la próxima temporada. Javo Rodríguez, gerente de la sala, señala que en verano sólo es posible mantener espectáculos pequeños, como monólogos o cabarés, por la falta de público.

Carretera y manta

Hoy, a las 24.00. Domingo, a las 22.30. Zurita, 20. 800 pesetas. A partir de agosto, en el patio del teatro de Navalcarnero.

Alonso ha creado un vagabundo filósofo que deambula acompañado del picanuca Fermín y que se. dedicada a hacer, entre otras cosas, encuentas sobre la vida. Los encuestados son los espectadores. "El público no es reticente a participar, porque mi personaje transmite confianza", dice Alonso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de julio de 1994