Fotonoticia:

OCHO MESES ASÍ

Los problemas de tráfico alrededor de la calle de Eduardo Dato, cortada a la circulación para facilitar la construcción de un aparcamiento de residentes bajo la plaza de Chamberí, no han hecho nada más que esbozarse. Ayer, los automovilistas se tropezaron con una verja y se desviaron por las calles colindantes. Algo similar les sucedió a las dos líneas de autobuses municipales (40 y 147) que transitan habitualmente por la zona.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS