Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los españoles creen que acabó la 'era del PSOE' y llega la del PP

El voto de las europeas del pasado 12 de junio no fue un castigo ocasional al PSOE, sino un cambio del mapa político. Así se deduce del Barómetro de Verano, realizado por Demoscopia para EL PAÍS. Si se celebraran ahora unas elecciones generales, el PP volvería a ganar al partido socialista con más de cinco puntos de ventaja sobre el censo, proporción similar a la que obtuvo el 124. La impresión mayoritaria es que ha llegado la hora de pasar una página política, ha terminado la era del PSOE y se abre la del PP.

La mayoría de los ciudadanos opina que el PSOE ha caído y que su derrota se debe más a errores propios que a aciertos de sus adversarios políticos. Pero, al mismo tiempo, el sondeo recoge por primera vez la convicción mayoritaria de que sería bueno para España que el PP gobernase tras las próximas elecciones generales (42%, frente a un 36% que opina lo contrario). El 46% de los españoles considera bueno el resultado del 12 de junio, mientras que sólo un 22% cree que fue malo. Esta conformidad con el veredicto de las urnas explica que una abultada mayoría del 73% declare su intención de repetir el sentido de su voto de celebrarse de nuevo las elecciones.

La fidelidad electoral es 10 puntos más elevada entre quienes dieron su apoyo al PP o a IU (96% en los dos casos), mientras los votantes del PSOE aparecen menos firmes y sólo un 87% declara que escogería la misma papeleta. La teoría del voto de castigo recuperable por el PSOE no encuentra una verificación clara en la encuesta de Demoscopia. Un 63% de los que se abstuvieron el 12 de junio dice que volvería a hacerlo, y de los restantes, un 6% votaría al PSOE, pero un 7% dice que lo haría al PP.

El barómetro confirma que la victoria del partido de José María Aznar se debe a su predominio entre el voto urbano y en todos los segmentos de edad, menos el de mayores de 65 años.

Casi un tercio de los votantes considera que Felipe González debe, tras el resultado de las europeas, disolver las Cortes y convocar elecciones generales anticipadas. Sólo uno de cada seis ciudadanos (el 161/6) cree que no debe hacer nada, mientras que el 15% se inclina por que González ceda la presidencia a otro socialista, y el l3'%, por un Gobierno de coalición con IU.

Páginas 17 y 18

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de julio de 1994

Más información

  • Encuesta de Demoscopia para EL PAÍS