Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Historia.

La estadounidense Zina Garrison, que el lunes eliminó a la española Arantxa Sánchez, puede sentirse satisfecha de haber alcanzado los cuartos de final femeninos. Garrison perdió en la primera ronda del Open de Australia y en las primeras de Roland Garros. Sin embargo, es una buena jugadora sobre hierba, como demuestra el hecho de que hace dos semanas disputó la final del torneo de Birmingham. En 1990, Garrison jugó la final de Wimbledon y se convirtió en la primera jugadora de raza negra que disputaba una final del Grand Slam. desde que en 1958 la legendaria Althea Gibson ganó también en Wimbledon.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de junio de 1994