Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Polémica.

El estadounidense John McEnroe entró ayer de lleno en la polémica que ha desatado el hecho de que el alemán Boris Becker aprovechara un permiso para ir al lavabo para recibir cuidados de su fisioterapeuta. El hecho se produjo durante el partido de la tercera eliminatoria que enfrentó al alemán y al argentino Javier Frana. Becker acababa de perder el tercer set y se fue al lavabo. "Boris debía ser expulsado del torneo. En toda mi vida no había visto nada semejante. Es una transgresión inaceptable", dijo el campeón estadounidense con el que estuvo de acuerdo el británico John Lloyd, ex jugador de Copa Davis.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de junio de 1994