Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gillette anula pedidos de material y reduce la producción en un 40%

La multinacional Gillette ha emprendido una nueva fase de reducción de producción en la factoría de Sevilla, sobre la que la empresa mantiene su decisión de cierre. Además, el comité de empresa ha denunciado la anulación de pedidos de material necesario para la realización de maquinillas y el anuncio de supresión de servicios como el de transporte de trabajadores. Los empleados consideran que estos hechos ratifican la próxima clausura de las instalaciones y son un intento de presionar a la plantilla para que acepte los despidos y se agilice el cierre, algo negado por la empresa.La factoría de Gillette ha entrado en una nueva fase de reducción de producción por la que la fabricación de los modelos que se realizan en Sevilla se han dejado de hacer en más de un 37%. La decisión unilateral de la empresa para rebajar a la mitad la capacidad productiva de la factoría fue denunciada ante los inspectores de trabajo, que ratificaron las circunstancias advertidas por los trabajadores.

En este sentido, el presidente del comité de empresa de las instalaciones de Sevilla, José Fernández Lara, se quejó: "Aquí todo el mundo apuesta fuerte, pero no hacen nada. Ni los políticos, ni el Gobierno, ni nadie". Fernández Lara advirtió que la Junta había prometido presentar esta semana una solución y que, por el contrario, ni siquiera se había identificado el inversor anunciado para absorber a los trabajadores que Gillette.

Por su parte, la empresa asegura que la reducción en la fabricación de los modelos responde a una disminución en la demanda de estos productos en el mercado y que no tiene nada que ver con los planes de cierre de la fábrica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de junio de 1994