Alemania deja invariables sus tipos pese al buen dato de inflación previsto para mayo

Agencias
Francfort / Lisboa - 26 may 1994 - 22:00 UTC

El Bundesbank decidió ayer dejar invariables sus tipos de interés. El banco central alemán, cuya política monetaria marca la de sus vecinos europeos, ha decidido hacer un alto en el camino en la relajación de los tipos, aunque el buen dato de inflación previsto para mayo, un 2,9% en tasa interanual, el más bajo en tres años, da margen para nuevos recortes. En Portugal, el banco central no fijó sus tipos de intervención para disuadir a la especulación contra el escudo.

Tras la fuerte e inesperada bajada de los intereses hace dos semanas, el consejo del Bundesbank decidió ayer dejar igual el tipo de descuento (en el 4,5%) y el lombardo (en el 6%), que marcan respectivamente el suelo y el techo del precio del dinero en Alemania. Esta decisión estaba ya descontada por los analistas, sobre todo después de que el presidente del Buba, Hans Tietmeyer, señalara recientemente el fin temporal del recorte continuado de los tipos de interés.Sin embargo, el buen dato de inflación que publicó ayer la Oficina Federal de Estadística -un aumento provisional del 0,2% en mayo hasta un 2,9% en tasa interanual-, sitúa los precios por debajo del 3% por primera vez desde abril de 1991 y deja un margen para nuevos recortes en Alemania y, por tanto, en Europa.

La decisión tomada ayer por el Bundesbank tuvo un efecto desestabilizador inmediato en los mercados de deuda europeos, donde los precios volvieron a caer y las rentabilidades subieron. En España, los bonos a diez años subieron hasta el 9,64%.

En Portugal, donde la divisa sufre una presión adicional por los rumores de inestabilidad política, el mercado interbancario, donde se financian las entidades financieras, tuvo una jornada atípica. El banco central luso decidió no fijar ningún tipo de interés de intervención. "No hemos fijado ningún tipo de interés regular ni de inyección ni de drenaje. Tanto éstos como la, tasa de emergencia estarán suspendidos hasta que la situación se normalice", aseguró un portavoz del banco central. Tan sólo se pusieron a disposición de los bancos 150.000 millones de escudos a un tipo del 11,97%. Con esta medida, el Banco de Portugal pretende combatir los ataques contra la divisa lusa, que anteayer superó los 104 escudos por marco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0026, 26 de mayo de 1994.

Lo más visto en...

Top 50