Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Vencimiento previo

Al margen de la trayectoria de los mercados internacionales, a los que se sigue según manden las circunstancias, la Bolsa española estuvo ayer volcada en el arbitraje entre los productos derivados y el mercado real, como demuestra la concentración del 62% del volumen bursátil en cinco de los valores más influyentes del Ibex 35, cifra que llega al 74% si el número de valores se amplía hasta 10. Las cotizaciones se ciñeron a la evolución de los mercados europeos, por la mañana, y a lo que sucedía en Wall Street, por la tarde, con lo que contaron a su favor con la estabilidad de aquel mercado, potenciada por un buen dato del déficit comercial.La contratación de esta sesión fue de 30.290 millones de pesetas, un 32% inferior a la de la víspera, que demuestran que los inversores- no tienen nada claro el comportamiento del mercado a corto plazo. Si se elimina el arbitraje, el fondo del mercado resulta un tanto negativo, situación que puede considerarse como una realización de beneficios para escapar de las influencias de un mercado de derivados desproporcionado.

Los mercados europeos tuvieron comportamientos diferentes, con recortes para Francfort y París del 0,87% y el 0,85%, respectivamente, al tiempo que Londres subió un 0,2%. Wall Street cerró con una subida de 26,09 puntos en su índice Dow Jones, en una jornada con mucha volatilidad.

El índice general de Madrid cerró con un descenso del 0,55% hasta el 334,94% y el Ibex 35 cedió un 0,54% para terminar la sesión en el 3.626.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de mayo de 1994