Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Wendlinger, en estado crítico, tras estrellarse en los entrenamientos de Montecarlo

El primer accidente del Gran Premio de Montecarlo de Fórmula 1 se produjo ayer en la primera sesión de entrenamientos. Faltaban dos minutos para concluir la tanda cuando el Sauber Mercedes del piloto austriaco Karl Wendlinger, de 25 años, chocó contra las protecciones a unos 280 kilómetros por hora. Wendlinger se encuentra en coma, "muy grave", y su pronóstico vital "es crítico", según declaró el doctor Dominique Grimaud, del hospital St. Roch de Niza. El incidente reabre la polémica sobre la seguridad cuando aún no se habían apagado los ecos de la muerte de Ayrton Senna.

El piloto se encuentra ahora en un coma extremadamente grade, prosiguió el profesor Grimaud. "Se le ha practicado una prospección radiológica y un escaner en Montecarlo. Y repetiremos todas estas pruebas en Niza para confirmar los resultados", precisó. La compañera y varios amigos del piloto se mostraron uy afectados y se negaron a efectuar declaraciones. La familia exigió la mayor discreción sobre el estado de salud del paciente por lo tanto, no habrá ningún comunicado oficial.Karl Wendlinger abandonó s salas de exploración alrededor de las cuatro de la tarde desde el momento del accidente recibió asistencia respiratoria. El neurocirujano que examinó al piloto declaró: "Wendlinger presenta un traumatismo craneal severo que pone en peligro su vida. o hay indicación neuroquirúrgica. Sufre contusiones cerebrales y estamos investigando otras posibles lesiones. El pronóstico será reservado durante algunos días, y si no hay complicaciones en las próximas horas, esperamos una evolución favorable".

Y añadió: "No podemos decir que no hay esperanza. Pero debemos estar muy pendientes de las complicaciones secundarias. Sin embargo, el piloto austriaco no presenta otras lesiones que el traumatismo craneal. En el plano médico, un edema cerebral no desaparece hasta que han pasado aIgunas horas" .

El accidente se produjo en la chicane terre, a la salida del túnel, a más de 280 kilómetros por hora. El coche fue a chocar violentamente contra las protecciones, en las que se habían situado barreras de plástico llenas de agua. Los servicios médicos tararon 15 minutos en sacar al piloto del habitáculo, donde quedó inconsciente. Las causas del accidente no están aún claras. Algunos testigos presenciales aludieron a la rotura de la suspensión delantera. Wendlinger pegó con la cabeza en el guardarraíl. La red de televisión de Brasil O Globo pidió las imágenes del accidente, pero los organizadores respondieron que no las tenían.

Wendlinger lleva tres años en la fórmula 1. Debutó con March en 1991 y hasta ahora ha disputado 36 grandes premios. Su mejor resultado fue el cuarto puesto que logró en el Gran Premio de Italia el año pasado, con lo que sorprendió incluso a los dirigentes de su escudería. Actualmente es el primer piloto de Sauber. En 1990 había corrido junto al alemán Michael Schumacher en el Mundial de sport prototipos con Mercedes, y dieron el título a la marca alemana.

El accidente devolvió a la máxima actualidad el tema de la seguridad en la fórmula 1. Ayer los dos pilotos de Ferrari, Gerhard Berger y Jean Alesi, corrieron con un collarín para evitar movimientos bruscos de su cabeza en caso de accidente. La cabeza es el punto menos protegido de los pilotos. Algunos pilotos lo consideraron una buena medida de seguridad.

Ayer, en los primeros entrenamientos, el alemán Michael Schumacher (Benetton-Ford) logró el tiempo más rápido rodando con 1 minuto y 20,230 segundos.

Sin embargo, los pilotos intentarán olvidarse hoy de la competición por algunas horas y se centrarán en el tema de la seguridad en una reunión que debe celebrarse en Montecarlo. Los pilotos pretenden convertirse en un grupo fuerte de presión para obligar a las autoridades deportivas y a los constructores a imponer medidas que eviten la crítica situación actual. Tras las muertes de Senna y de Ratzenberger en Imola, la federación internacional no ha hecho nada para mejorar las cosas. Ni siquiera se ha revisado la norma que permite el repostaje en carrera. En Montecarlo esta medida es especialmente peligrosa por las características del circuito y de los boxes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de mayo de 1994

Más información

  • El piloto austriaco es la tercera víctima en la presente temporada de Fórmula 1