Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urralburu, dispuesto a dimitir para mostrar su inocencia

Gabriel Urralburu, ex presidente del Gobierno de Navarra y actual secretario regional socialista en la comunidad foral, pondrá hoy su cargo a disposición del partido durante la reunión de la ejecutiva navarra, para ahuyentar cualquier sospecha de corrupción en su conducta, según indicó él mismo.Urralburu compareció en una rueda de prensa tras la publicación en un periódico de Madrid y dos diarios navarros de una información que le vinculaba a él y a su esposa, Olivia Balda, en un negocio con Jorge Esparza Martín, testaferro de los negocios inmobiliarios del ex director general de la Guardia Civil, Luis Roldán.

Urralburu recalcó que jamás ha estado vinculado a Roldán o a Esparza en ninguna actividad económica o mercantil, si bien reconoció que en 1989 su esposa fundó una sociedad patrimonial con su hermano Luis Miguel Balda, en la que Esparza participó con un 1% del capital, equivalente a 100.000 pesetas. El objetivo de la sociedad, Residencial Menorquina, fue, según explicó Urralburu, la construcción de un chalé en esa isla balear para el disfrute familiar. La participación de Esparza, a quien Olivia Balda conoció a través de Roldán cuando éste era delegado del Gobierno en Navarra, se debió a que la ley de sociedades anónimas exige la presencia de al menos tres socios para formar una.

El ex presidente navarro defendió la legalidad de las actividades de esta sociedad, en la que Esparza tuvo una mera "presencia técnica" y que abandonó año y medio después de su constitución cuando los hermanos Balda efectuaron una ampliación de capital de cuatro millones sobre el inicial de 10 millones con que se fundó.

El dirigente socialista repartió documentos notariales acreditativos de su no participación en la sociedad y dijo que su único patrimonio es un piso en Pamplona comprado por 12 millones.

Finalmente, comentó que Residencial Menorquina no ha realizado nunca ventas ni ha tenido jamás trato con administración pública alguna, aunque ha realizado otras inversiones que no quiso detallar. El capital declarado de esta sociedad en el ejercicio fiscal último fue de 14 millones con un pasivo de 19 millones. Urralburu, a quien le une gran amistad con Roldán, comentó que nunca sospechó de él y que desea que todo se aclare cuanto antes".

[Luis Ramallo y Rogelio Baón, representantes del PP en la comisión Roldán, ofrecieron ayer algunos datos sobre las investigaciones que su grupo ha realizado en este asunto. Lo más significativo para este partido es que el 26 de febrero de 1990, Residencial Menorquina compró una serie de fincas, solares urbanos y un chalé por 20 millones. El precio resulta para el PP desproporcionado con los más de 47 millones en que estaría valorado sólo el chalé, según el dictamen de una sociedad de tasación. Tampoco encuentran explicación clara a que se inviertan 20 millones por una sociedad que sólo tenía desembolsados dos millones y medio de capital].

Olivia Balda Berastegui, la esposa de Urralburu, afirmó por la tarde que está siendo objeto de un intento de linchamiento moral" por el PP. La esposa de Urralburu anunció que emprenderá acciones legales contra Ramallo y afirmó que "todas las operaciones de adquisición se realizaron con absoluta transparencia, cumpliendo todas las obligaciones legales".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de abril de 1994

Más información

  • El ex presidente navarro asegura que nunca ha tenido negocios con Roldán