Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Senillosa ingirió una alta dosis de alcohol la noche en que falleció

Antonio de Senillosa, el político muerto en accidente de tráfico el 27 de febrero, conducía bajo los efectos del alcohol. Según la autopsia del Instituto de Toxicología de Barcelona, hecha pública el martes, el índice de alcoholemia de su sangre era de 3,7 gramos por litro. El máximo permitido por la ley es de 0,8 gramos por litro.Senillosa, según testigos del accidente, se salió de una curva abalanzándose sobre el coche en el que viajaba la familia Varó. En el accidente murieron el guardia civil Pablo Varó y su hijo de 13 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de abril de 1994