Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La construcción del teatro de Getafe cumple su décimo aniversario

La mirada de los vecinos de Getafe 140.000 habitantes) lleva 10 años posándose sobre la mayor promesa cultural del gobierno municipal: la conversión de la antigua fábrica de harinas en un centro dedicado a la cultura de 5.000 metros cuadrados. El proyecto añadía, un teatro, aún sin terminar, con capacidad para 700 espectadores. Una sala de la que carece el municipio en la actualidad, pues el pequeño teatro del Centro Municipal de Cultura está cerrado por obras y los salones de actos de los cinco centros cívicos no reúnen las condiciones necesarias.Pero los getafenses no podrán contar con el nuevo teatro hasta 1995. Todavía falta el acondicionamiento del mobiliario, lo que supone una inversión cercana a los 200 millones de pesetas. Y tanto el Partido Popular como Izquierda Unida ya sospechan que la inauguración coincidirá con las elecciones municipales del próximo año y se convierta en la bandera electoral del Partido Socialista. El gobierno municipal, no obstante, tiene el tiempo justo. La reforma de la fábrica de harinas se encuentra terminada y sus instalaciones ocupadas por los servicios del Ayuntamiento, a la espera de que se construya la nueva Casa Consistorial, cuyas obras ya han comenzado.

El proyecto de la fábrica de harinas se presentó en 1984. El edificio, situado en el centro de Getafe y junto a la estación de Renfe, le costó , 80 millones al Consistorio y José María Pérez, Peridis, se encargó de diseñar el futuro centro cultural. El presupuesto rondaba los 300 millones de pesetas. Tres años más tarde, el mismo Peridis rediseñó el salón de actos, convirtiéndolo en un teatro con capacidad para 700 personas. Los gastos se ele varon a 500 millones de pesetas.

Sin prisa

Jesús Neira, concejal de Urbanismo, confiesa que no tenían excesiva prisa por ponerlo en marcha de forma inmediata. Por ello, el Consistorio decidió rehabilitar el edificio recurriendo a jóvenes aprendices de la escuelataller, financiada por el Instituto Nacional de Empleo (Inem).

El resultado (10 años de obras, 1.000 millones de pesetas invertidos entre el Inem y el Ayuntamiento) es la base de las críticas de la oposición. Tanto Izquierda Unida como el Partido Popular han solicitado sendas aclaraciones de las cuentas de la fábrica de harinas y la finalización del teatro. En este sentido, el concejal de Urbanismo reconoce que ha habido "un cierto retraso".

Más crítico se muestra el grupo de teatro Taormina, radicado en Getafe, que centra sus dudas sobre la. futura programación cultural. La compañía opina que "mantener el teatro abierto continuamente es muy caro y, posiblemente, se dedicarán a traer compañías cada fin de semana o cada 15 días".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de enero de 1994