La poléndica vocación política de Rubén Blades

Algunos panameños desconfian del cantante como candidato a las elecciones de mayo

Del panameño Rubén Blades se sabe que canta salsa y que es, junto al puertorriqueño Willy Colón y el dominicano Juan Luis Guerra, una de las grandes estrellas latinas en Estados Unidos. También se sabe que la mayoría de sus canciones, entre ellas Pedro Navaja, están escritas por él, y que ocasionalmente interpreta algún papel de latino en películas estadounidenses. Lo que muchos no sabían es que a este salsero de 42 años le gustaba la política y, en concreto, llegar a ser algún día presidente de su país natal.Blades, hijo de la cantante de origen cubano Anoland Díaz, acaba de ser designado por el Partido Papá Egoro. (Madre Tierra, en lengua indígena emberá) como candidato a las elecciones presidenciales que celebrará Panamá en mayo del año próximo. Blades es doctor en Derecho por la Universidad de Harvard, título que tiene colgado en su casa porque su profesión de verdad es la música.

Pero como casi nadie es profeta en su tierra, ya existen voces que lo acusan de desarraigo y de desconocer directamente los problemas de Panamá, en cuya capital nació, debido a su permanente ausencia del país. Estas afirmaciones han surgido poco después de la publicación de ciertas encuestas que sitúan a Blades a la cabeza de las actuales intenciones de voto de muchos panameños.

Es cierto que este cantautor, que llegó en una ocasión a interpretar a ritmo de salsa un texto de Gabriel García Márquez, abandonó Panamá hace 20 años para instalarse en Estados Unidos. Pero ha sido allí donde se hizo famoso y donde también conoció a su esposa, Lisa, con quien se casó hace siete años. Ahora también acusan a su esposa de no saber hablar español y de preferir Los Ángeles al barrio colonial de San Felipe de la capital panameña, donde la familia Blades acaba de restaurar una vieja casa.

Los detractores de este salsero, el músico más popular de Panamá en los últimos 20 años, van a por él. Blades, que mantiene una prudente distancia con la prensa, ha pasado la prueba de la indecisión cuando le daban más fuerte. Ya ha aceptado ser candidato y es más: acaba de anunciar como objetivo de Gobierno, si llega a presidente, medidas que no gustan a gran parte de la actual clase política panameña. Entre ellas, acabar con los ladrones y los corruptos.

Quien compuso y canta Siembra y Maestra vida es un hombre nacido en una familia sencilla (su padre era policía), pero marcado desde su época de estudiante por la cultura urbana. Blades no destaca como otros por su estilo musical sino por el contenido de sus canciones. Por eso se le conoce también como el salsero social.

Él y Juan Luis Guerra están vetados por la comunidad cubana de Miami por no ser lo suficientemente agradecidos con Estados Unidos. Blades, sin embargo, se considera un bolivariano, y piensa que América Latina caminaría mejor sin tanto tutelaje norteamericano. "Acepto para acabar con los abusos, traiciones, espacio para albergar derrotismo, mediocridad, corrupción, venganzas, arrogancias, sospechas, promesas no cumplidas, dudas, egoísmos, bochinches y discrepancias entre hermanos", dijo el pasado 28 de noviembre en Panamá al anunciar su candidatura para la presidencia de este país centroamericano.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS