Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Aldo Togliatti,

hijo de Palmiro, el mítico compagno Ercoli, que llevó al Partido Comunista Italiano (PCI) por vías de moderación en plena era stalinista, era conocido, o al menos se sabía su existencia, pero se ignoraba su paradero. A veces, se había dicho que seguía en Rusia con su madre, Rita Montagnana, de modo que la única estirpe en Italia del líder muerto en 1964 sería su segunda mujer, Nilde Iotti, la ex presidenta del Senado, y Marisa Malagodi, la hija adoptiva. Pero se ha descubierto que no, que, a sus 68 años, Aldo Togliatti vive recluido al menos desde hace 12 años en Vila Igea, un psiquiátrico de las afueras de Módena. La mitad de los gastos se los paga la seguridad social, y el resto, la familia. El hijo de Palmiro sufre de "esquizofrenia con tendencias autistas" y pasa el tiempo fumando en cadena y leyendo la prensa. Precisamente por los periódicos supo que ha sido localizado, lo que, al parecer, le ha llenado de temores y ha elevado su tensión nerviosa. Sobre todo por las decenas de fotógrafos que rodean el psiquiátrico desde que el diario La Stampa dio noticia de su paradero, con la esperanza de hacerle una fotografía. La dirección del hospital ha pedido respeto para una enfermedad que es una tragedia humana.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de diciembre de 1993