Nacionalistas e IU plantaron a la Constitución

La celebración del XV aniversario de la Constitución se convirtió en la jornada de las ausencias. Las invitaciones oficiales cursadas por el presidente de las Cortes no fueron atendidas por ningún representantede IU, Convergència i Unió, PNV y Coalición Canaria. El desplante nacionalista y regional se vio acentuado por la ausencia de todos los presidentes autonómicos, incluido el de Madrid, Joaquín Leguina. El vicepresidente del Gobierno y cinco ministrosrepresentaron en el acto al Ejecutivo. Félix Pons, presidente del Congreso, aseguró que "los que están aquí representan a muchos otros, y su fidelidad a la cita anual traduce el amplio sentido social de respeto, apoyo y estímulo a la Constitución".

Más información

El PNV explicó su ausencia. Su portavoz parlamentario, Iñaki Anasagasti, dijo ayer en Bilbao que mientras no haya ninguna voluntad política para reconocer el "hecho diferencial" de vascos y catalanes no tiene sentido su participación en la conmemoración de la Constitución, informa Aitor Guenaga. Anasagasti recordó que el PNV fue excluido de la ponencia constitucional y que su partido optó por la abstención en el referéndum."El espíritu constitucional ha vuelto a sus orígenes jacobinos", declaró Anasagasti, que indicó que el espíritu de café para todos que está tras el diseño constitucional del mapa autonómico sólo pretende "rebajar los derechos históricos de los pueblos catalán y vasco. Entonces, ¿para qué vamos a ir?".

Al contrario de lo que suele ocurrir con otros actos protocolarios, los líderes de partidos nacionales tampoco se sintieron motivados por la ocasión. José María Aznar, presidente del PP, convalecía de una gripe. Julio Anguita, que en las últimas semanas maneja el incumplimiento de la Constitución como causa última de todos los males políticos, se ausentó un año más.

Sin embargo, IU justificó su ausencia. Según Antonio Romero, sus diputados faltaron por "distintos compromisos" pero sin que existiera "ninguna decisión política". "Nosotros somos firmes defensores de la Constitución, otra cosa es que este tipo de celebraciones tengan sentido".

De los grupos políticos, el más representado fue el PP, encabezado por su portavoz en la Cámara baja, Rodrigo Rato, ytodos los miembros de la Mesa del Congreso. El PSOE apenas contó con la presencia del presidente de su grupo parlamentario, Carlos Solchaga. El bloque ministerial tenía al frente al vicepresidente, Narcís Serra, y a los ministros de Presidencia, Alfredo Pérez Rubalcaba; Economía, Pedro Solbes; Interior, Antoni Asunción; Trabajo, José Antonio Griñán, y Asuntos Sociales, Cristina Alberdi. La ministra de Cultura, Carmen Alborch, llegó casi al final.

El presidente del Gobierno, Felipe González, estaba en Washington; el ministro de Exteriores, Javier Solana, en Bruselas, negociando el GATT junto al ministro de Agricultura, Vicente Albero, que tiene fractura de tibia y peroné. El de Defensa, Julián García Vargas, presidía en Zaragoza el funeral por el capitán Fernando Álvarez, muerto en Bosnia. Gustavo Suárez Pertierra, de Educación, viajó a Asturias por asuntos familiares. De los otros seis ministros, hay que suponer que utilizaron el puente para descansar.

El contraste estuvo a cargo de las altas instituciones. El jefe de la Casa Real, Fernando Almansa, acudió al Congreso, junto a los presidentes del Tribunal Constitucional, Miguel Rodríguez Piñero; de Cuentas, Adolfo Carretero, y del CGPJ, Pascual Sala. Parte de la cúpula militar también acudió a los funerales de Zaragoza. Al Congreso fueron los jefes del Estado Mayor de la Armada, Carlos Vila, y del Aire, Ramón Fernández Sequeiros.

El mundo de la cultura tuvo un representante egregio, pero solitario: el escritor Francisco Ayala, y las gentes del espectáculo se vieron representadas -además de por tres miembros del grupo de Los Rebeldes- por la actriz Concha Cuetos, protagonista de Farmacia de Guardia.

Los hombres que encabezaron la transición política dieron muestras de mayor afecto por la conmemoración. Proporcionalmente asistieron más políticos retirados que en activo: desde el ex ministro de Exteriores José María de Areilza; a los ex presidentes del Congreso Landelino Lavilla; y del Senado Antonio Fontán, Cecilio Valverde y José Federico de Carvajal.

Ex ministros de UCD, como Jaime Lamo de Espinosa, Íñigo Cavero y Fernando Abril Martorell; el ex defensor del Pueblo Joaquín Ruiz Giménez y dos ex-fiscales del Estado -Javier Moscoso (UCD) y Leopoldo Torres (PSOE)- completaban el cuadro de quienes pusieron en marcha la aventura política que ayer cumplía 15 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0006, 06 de diciembre de 1993.

Lo más visto en...

Top 50