Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los actores instan al Ayuntamiento a que reconstruya el teatro Lavapies

La Unión de Actores (UDA), asociación que representa a la mayoría de los cómicos de España, presentó ayer en el registro municipal un recurso de petición -amparadoen la Constitución y otras leyes- por el que acusan al Ayuntamiento de Madrid, propietario del teatro Lavapiés, de derribarlo en julio "casi con clandestinidad" y pretender convertir su solar en un centrocomercial. La UDA exige que el teatro sea reconstruido. El edificio poseía el grado máximo de protección, lo que significa que el solar no podrá albergar otra cosa que no sea un edificio para el ocio.

La demolición que se ha llevado a cabo con el teatro Lavapiés carece de amparo legal, afirma la UDA en su recurso. Aseguran que el Ayuntamiento no se ha ceñido a los artículos permitidos por el Plan General.También solicitan que se abra expediente disciplinario contra el funcionario o funcionarios "que dieron tan bárbara orden de demolición de obra tan singular de nuestro patrimonio histórico, con absoluto desprecio de las normas".Pocas salas

El actor Fernando Marín, secretario general de la Unión de Actores, afirmó ayer que es imprescindible que las administraciones tomen conciencia de que Madrid se está quedando sin teatros, a lo que hay que sumarle que siempre estuvo deficitaria: "Nos parece intolerable que con lo que costó el teatro Lavapiés, pagado con dinero público, se pretenda cambiarle el uso para instalar actividades lucrativas".

Fernando Marín declaró que hacía un llamamiento no sólo a la profesión teatral sino a la ciudadanía: "Es un problema de todos defender nuestro patrimonio, los teatros se pagan con los impuestos y son propiedad de los ciudadanos".

Franco González, concejal de Izquierda Unida, tuvo que facilitar ayer la entrada a los actores de la asociación al registro del Ayuntamiento, ya que un policía municipal impedía el paso a los tres actores y a su abogado.

El agente alegaba que allí no se permitía la entrada a grupos. González afirmó que su grupo municipal estaba a favor de que se presentara el recurso: "Este equipo de gobierno municipal, y concretamente su concejal de Cultura [Esperanza Aguirre] demuestran una absoluta falta de respeto no sólo a los edificios singulares y protegidos sino también a la actividad cultural de esta ciudad".

El con cejal de IU no ocultó que va a intentar que su grupo presente alegaciones al avance del plan general: "Nos pronunciaremos por que se conserven las infraestructuras culturales".

Juan Matute, secretario de acción sindical de la UDA, recordó ayer que a raíz de la crisis del Teatro Alfil, ocurrida a primeros de año, el grupo socialista municipal presentó una moción al pleno del Ayuntamiento de Madrid para pedir la creación de una comisión informativa de carácter especial que revisara las normativas de los locales teatrales de Madrid, además de otras facultades: "La moción fue rechazada a pesar de que la concejal Mercedes de la Merced afirmó, por aquel entonces, que el PP apoyaría una acción que aclarara las competencias en este sentido".

Para Juan Matute, esto significa que hasta que no esté aprobado el futuro reglamento de policía de espectáculos, y a falta de una comisión entre Ayuntamiento y Comunidad (solicitada al municipio por la Consejería de Cultura), los responsables de los teatros sufrierán sobresaltos.

Si el recurso de petición no fuera atendido, la UDA tiene previsto continuar las acciones legales necesarias para que la profesión teatral no pierda definitivamente otro teatro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de noviembre de 1993

Más información

  • La Unión de Actores inicia un proceso que puede acabar en los tribunales