Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El carril para autobuses de la N-VI tropezará con un semáforo a 100 metros de Moncloa

Los autobuses que lleguen en un futuro desde el noroeste a Madrid por el privilegiado carril reversible y para su uso exclusivo de la carretera de La Coruña (NVI) se encontrarán a sólo cien metros de su destino -en la multiestación de Moncloa- con la cruda realidad: un semáforo. Este impedimento tendrá carácter definitivo y será común al resto de los vehículos.La Consejería de Transportes ha elaborado un proyecto para definir el acceso a la estación de metro y autobús donde desemboca, el carril bus/VAO (para autobuses y vehículos de alta ocupación) que se construye en la carretera de La Coruña. Según ese proyecto, este acceso puede toparse en su punto final con el semáforo existente en la esquina del paseo de Moret con la plaza de la Moncloa.

El origen de esta barrera tiene que ver con que al. parecer no existe espacio suficiente en el subsuelo de esta plaza para hacer pasar el carril reservado para autobuses, por lo que éste debe discurrir un trecho en superficie antes de meterse en la multiestación de Moncloa.

Pese a este inconveniente, los responsables de la consejería aseguran que el semáforo sólo retrasará la marcha de los autocares en unos pocos segundos.

Esta solución obligará a sacar a la superficie el carril bus/VAO unos cien metros antes del Arco del Triunfo y volverlo a enterrar ya en la calle de la Princesa para conectarlo con el primer piso de la multiestación.

La multiestación de metro y autobús de Moncloa, que será utilizada por una media de 100.000 personas al día, entrará en servicio en 1995 y costará unos 3.000 millones de pesetas.

La definición del trazado por el que discurrirá el carril reversible de la N-VI en el tramo que va desde la avenida de Séneca hasta la Moncloa es el último obstáculo que le queda por salvar a esta vía exclusiva para transporte público.

La búsqueda de una ubicación para la propia multiestación de Moncloa ha resultado especialmente polémica. La Comunidad, el Ayuntamiento y el Ministerio de Defensa necesitaron 10 meses para encontrar un lugar donde construirla. Finalmente, el sitio elegido fue la explanada frente al Cuartel General del Aire, en la calle de la Princesa.

La propuesta inicial de la Comunidad era hacer pasar el tunel del carril bus bajo una lengüeta del parque del Oeste (con lo que se ahorraban 1.000 millones), pero el Ayuntamiento descartó esta opción, ya que significaba sacrificar 35 cedros.

El Ayuntamiento se opuso también a que pasara bajo las dos patas del Arco del Triunfo, a causa de los temores de los responsables municipales sobre la seguridad del monumento.

Más tarde fue el Ministerio de Defensa el que puso peros al emplazamiento de la propia multiestación porque interrumpían líneas telefónicas de máxima seguridad de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

PASA A LA PÁGINA 3

Una rampa en Princesa

Obras Públicas encarga otro estudio para evitar que haya un semáforo en el carril bus

Después de una dura polémica entre la Comunidad, el Ayuntamiento y Defensa sobre la ubicación de la infraestructura, la Consejería ha decidido que el túnel discurra justo por encima del de la línea 6 del metro. De esta forma se simplifican las obras. "Basta con excavar un solo túnel de dos plantas y destinar cada una de ellas a un uso diferente, el metro o el carril bus", explica Gago.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de noviembre de 1993

Más información