Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Salón Estampa ofrece grabados originales desde 10.000 pesetas

El coleccionismo de arte se ha visto siempre como fruto del capricho de millonarios, inversores oportunistas o refinados mecenas. Pero lo cierto es que casi cualquiera puede iniciarse en el mundo fascinante del arte con muy poco dinero. El I Salón Internacional del Grabado Contemporáneo, Estampa 93, ofrece una oportunidad de hacerlo. En ella se pueden encontrar grabados de conocidos artistas por precios que van desde las 10.000 pesetas hasta los dos millones que cuesta uno de Francis Bacon.Se ha dicho con frecuencia que es más valioso un buen grabado que un mal óleo del mismo autor. La obra gráfica -que comprende técnicas como la litografía, la serigrafía y la xilografía, entre otras- se refiere a trabajos originales realizados por el artista y ejecutados bajo su supervisión en un taller especializado. Cada copia, una vez controlada su calidad por el autor, es firmada y numerada. Se suelen hacer tiradas limitadas.

"El que empieza coleccionando obra gráfica terminará convirtiéndose con los años en un coleccionista de obra mayor", asegura Víctor del Campo, el joven director de Estampa 93.

Estampa 93, hasta el día 10 en el Palacio de Velázquez del Retiro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de noviembre de 1993