Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COMPETICIONES EUROPEAS DE FÚTBOL

Euforia en el Atléfico ante su cita en Creta

La expedición del Atlético de Madrid llegó ayer a Creta en un ambiente de gran euforia. "Todavía estoy disfrutando en mi retina del partido contra el Barcelona", declaró Jesús Gil, su presidente. "Siempre he tenido confianza en este equipo y en este entrenador. Cacho Heredia cuenta con mi respeto total y vale mucho más de lo que la mayoría piensa", añadió. Así, ningún rojiblanco duda de que hoy (ocho de la tarde, Antena 3) el Atlético se desembarazará con facilidad del OFI en la Copa de la UEFA, a pesar de que en el partido de ida, en el estadio Calderón, la victoria no pudo ser más pobre, 1-0, y gracias al error de los zagueros griegos y al oportunismo de Luis García, uno de los grandes ausentes esta noche.

Por una vez, el Barcelona de Cruyff ha obrado un efecto revitalizador en el cuadro rojiblanco, tan acostumbrado últimamente a salir malherido de sus choques con los azulgrana. En esta ocasión, los tres goles de Romario los han agradecido a la vera del Manzanares: sirvieron para demostrar que el Atlético no está muerto. Pero Heredia no quiere excesos de confianza. Sabe que su equipo es superior al OFI, pero fue testigo, todavía como segundo de Jair Pereira, de que no supo desmostrarlo hace dos semanas en el primer turno de la eliminatoria.Las circunstancias negativas no han cambiado. Al margen de Luis García, el Atlético presenta otras dos bajas por lesión: Vizcaíno y Sabas. Tampoco viajaron Tomás y Juanito, todavía cumpliendo el castigo que el árbitro alemán Schmidhuber empezó a dictar en Parma en la Recopa pasada. La sexta ausencia es la del paraguayo Benítez, quien, a la espera de obtener la nacionalidad española, no fue inscrito para la Copa de la UEFA. La conclusión es que Heredia tiene lo justo para afrontar este envite. Por añadidura, Toni, Moacir y Kiko sufren diversas molestias.

Un triunfo decisivo

"Fue importantísimo el triunfo del sábado sobre el Barcelona", sostiene Kiko; "nos ha dado moral para convencernos de que somos muy superiores al OFI. Pero eso hay que demostrarlo en el campo. Es fundamental marcar un gol. Si lo hacemos, estoy convencido de que nos clasificaremos porque ellos no creo que nos vayan a meter tres".

Los cretenses no piensan lo mismo. Es más, en la isla se respira un clima idéntico al que se vive en el Atlético. Nadie cree aquí que el OFI no sea capaz de eliminar a un equipo como el rojiblanco, que no impresionó a nadie en el estadio Calderón. Para intentarlo, los griegos utilizarán una de sus armas favoritas: el público. El estadio Irakliu, un pequeño recinto con aforo para 14.250 espectadores, será una caldera. Aunque se asegura que esta afición es mucho más pacífica que, por ejemplo, la del Olimpiakos, nadie del Atlético lo creerá hasta que lo vea.

Alineaciones

OFI Creta: Chanotiakis; Petemzis, Pavlopulos, Pursanidis, Georgamlis, Mustakidis; Marinakis, Samaras, Lupu; Machias y Zuganovic.

Atlético de Madrid: Diego; Pizo Gómez, Caminero, Solozábal, López, Pedro; Moacir, Pirri, Manolo; Kiko y Kosecki.

Árbitro: Ulrich (República Checa).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de noviembre de 1993

Más información

  • Gil: "Heredia vale mucho más de lo que la mayoría piensa y cuenta con mi respeto"