Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solchaga emplaza a Aznar a cotejar sus ingresos

El ex ministro de Economía Carlos Solchaga ha emplazado en una carta abierta a José María Aznar a comparar sus ingresos y patrimonios. Solchaga responde así a recientes alusiones de Aznar a sus negocios. El texto resumido es el siguiente:"Una ligera gripe a mi vuelta de Galicia me ha impedido responder con la celeridad que hubiera deseado a las insinuaciones, más o menos amenazantes, que hizo usted sobre mi pasado y mis negocios ( ... )

Siempre será un misterio para mí la relación implícita que usted estableció entre el pasado franquista del señor Fraga, al que yo había aludido ( ... ) y el estado de mis negocios ( ... ). Usted se muestra partidario de hablar del pasado y de los negocios. Pues sepa que no tengo la más mínima preocupación

Desde que me vengo dedicando exclusivamente a la política -es decir, desde. 1979- no he percibido otros ingresos que los sueldos correspondientes a los cargos públicos -ejecutivos o de representación que he ocupado, con excepción de las rentas que me han producido los ahorros que, mi mujer y yo, hemos llegado a hacer después de casi 30 años de trabajo.

Tampoco ha entrado en mi casa dinero distinto del proveniente de nuestros sueldos, ni en forma de comisiones, beneficios de sociedades de las que fuéramos propietarios, ganancias de capital provenientes de supuesta información privilegiada u otro tipo de rentas.

Le propongo que, tanto usted como yo, pongamos en claro ante los españoles nuestra situación financiera, de modo que se evidencie que ni usted -como espero- ni yo -como le aseguro- disponemos de otros ingresos que los derivados de nuestros sueldos públicos y de la gestión honrada de nuestros respectivos patrimonios familiares.

La elección del procedimiento por el cual deban clarificarse estas cuestiones la dejo en sus manos. Yo aceptaré cualquiera ( ... ). Le propongo:

1. Que aportemos usted y yo nuestras declaraciones del impuesto de la renta de las personas físicas y del patrimonio de los últimos cinco años (1988-1992). Propongo estas fechas por respeto al plazo de prescripción en materia fiscal, pero si usted desea que la clarificación de nuestras cuentas se remonte a los últimos 10 o 15 años, no tengo ningún inconveniente en aceptarlo.

2. Que añadamos a lo anterior las correspondientes declaraciones de renta y de patrimonio de nuestras esposas, no sea que algún desconfiado crea que pueda aparecer en ellas lo que no deseamos aflorar en nuestras declaraciones personales.

3. Que, para evitar toda sospecha sobre la veracidad de dichas declaraciones, solicitemos ambos de la inspección de Hacienda un análisis exhaustivo de todas nuestras cuentas, y que se plasme en un acta de inspección que establezca ( ... ) nuestros respectivos ingresos.

Déjeme decirle que comprendería sus reparos -si los tuviera- a exponer de manera pública lo que pertenece a su privacidad y al conocimiento exhaustivo de la Hacienda pública. De manera que, si usted no desea que se llegue hasta ese extremo, yo me sentiría igualmente satisfecho con un certificado de la inspección de Hacienda que pusiera de manifiesto que ni usted -como espero- ni yo -como le aseguro- tenemos otros ingresos distintos de los que provienen de nuestros sueldos y de los de nuestras mujeres.

Como puede ver, se trata de una propuesta meditada y serena que, en modo alguno puede confundirse con una salida de tono al estilo de usted más y para la que espero una respuesta pública y no evasiva".

Aznar replicó ayer desde Galicia: "Mi declaración, como sabe el señor Solchaga, se deposita todos los años en Hacienda. Así que él tendrá todos los detalles". Agregó que Solchaga conoce sus declaraciones "de la cruz a la fecha" y le emplazó a hablar de las declaraciones, del pasado "y de lo que haga falta" en el Congreso. "Pero espero que no impida que se hagan comisiones de investigación como en otras ocasiones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de octubre de 1993