Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PSOE presenta una moción de censura contra el Gobierno de Aragón

La Ejecutiva aragonesa del PSOE y su grupo en el Parlamento regional acordaron ayer presentar una moción de censura contra el Gobierno de la comunidad autónoma, que preside el regionalista Emilio Eiroa. Los motivos para dicha decisión son, entre otros, "la situación de deterioro, crisis y debilidad, así como el desgobierno que se vive en la comunidad", según el PSOE.

El hecho que ha desencadenado la presentación de la moción de censura ha sido la firma de un convenio entre el Ejecutivo regional y Antena-3 TV para la emisión de unas 800 horas anuales de programación a cambio de 1.700 millones. Dicho convenio ha sido recurrido ante los tribunales, y el Justicia de Aragón (Defensor del Pueblo) ha recomendado al Gobierno regional que declare nulo el convenio, al observar en el mismo irregularidades legales y administrativas.

Discrepancias populares

Esta recomendación ha suscitado discrepancias en el seno del PP, pues mientras algunos de sus dirigentes son partidarios de que se anule el convenio, otros lo apoyan.Para que prospere la moción de censura, el PSOE, que cuenta con 30 escaños, necesita el voto de Izquierda Unida (tres parlamentarios), formación que se muestra crítica con el Gobierno, y del diputado tránsfuga Emilio Gomáriz (PP). Este diputado ha votado a veces, inesperadamente, contra el Gobierno regional.

El PSOE indica que la moción de censura puede ser testimonial para demostrar a los ciudadanos que hay una alternativa progresista de Gobierno e incidir en la grave crisis que atraviesa el Ejecutivo de coalición Par-PP. Ambos grupos van a celebrar reuniones a lo largo de esta semana para estudiar el informe elaborado por el Justicia sobre el convenio con Antena-3 TV. El PP ha pedido que se reúna la comisión mixta de seguimiento del pacto de Gobierno para analizar la situación creada. El presidente, Emilio Eiroa, pidió formalmente al PP que se defina sobre si apoya o no el convenio televisivo, pues en caso contrario actuaría en consecuencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de septiembre de 1993