Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una tormenta tropical causa la muerte a 100 personas en Venezuela

La tormenta tropical Bret, que azota las costas de Venezuela desde la mañana del sábado, ha causado la muerte de al menos 100 personas. Las cifras, no definitivas, daban cuenta en la madrugada de ayer de 77 muertos en la capital, Caracas, y otros 23 en los Estados vecinos de Miranda y Aragua. Otras 400 personas, siempre según cifras provisionales, podrían haber resultado heridas y 4.000 perdieron sus hogares. Miembros de la defensa civil de la capital temen que la cifra de muertos sea más elevada, puesto que hay zonas a las que esta madrugada todavía no se había podido acceder.

Aunque los vientos que azotaron la capital venezolana no fueron los más intensos -entre50 y 60 kilómetros por hora-, aliados, con la lluvia provocaron corrimientos de tierra y desprendimientos que arrasaron las míseras chabolas de los suburbios. Más de 1.200 personas trabajaban anoche en las tareas de rescate, dificultadas por lo accidentado del terreno.El responsable de Protección Civil de la capital, Carlos Martínez, aseguró que, por el momento, no es posible determinar el número de muertos: "Puede haber más [de 100], porque no sabemos cuántas personas están atrapadas, y algunas de ellas podrían estar muertas".

Por su parte, el gobernador del Distrito Federal, César Rodríguez, manifestó a Reuter que "la situación [en la capital] es delicada". Rodríguez cifró el número de heridos en varios cientos. El gobernador se vio obligado a reconocer que no se habían adoptado todas las medidas de precaución posibles ya que los informes meteorológicos aseguraban que la tormenta sólo afectaría tangencialmente a la capital. A la tragedia ha contribuido también el mal estado del alcantarillado de la capital, insuficiente y sin un mantenimiento adecuado, y la desprotección de las chabolas.

Un residente en el barrio de El Valle describió así el desastre a la televisión venezolana: "Estábamos durmiendo cuando oímos un estruendo, corrimos fuera de la casa, pero otros quedaron atrapados, no podíamos hacer nada". "Abandonamos la casa sin nada", declaraba tristemente una mujer del barrio de Petare a la cadena de televisión Venevisión.

Chabolas sepultadas

En el barrio de La Silsa, un desprendimiento enterró una chabola con sus siete ocupantes, cinco de ellos niños. Las escenas que ofrecía la televisión eran dantescas, con los miembros de los equipos de rescate intentando salvar a personas sepultadas bajo los escombros y el lodo."Recibimos cientos de llamadas, muchas de ellas reclamando ayuda para personas que han quedado atrapadas en sus viviendas y en sus vehículos", relataba el jefe de bomberos de la capital, Rodolfo Briceño. El pánico y el desconcierto aumentaba por la falta de electricidad. Los cortes de fluido eléctrico y de teléfono afectaron también a otras ciudades de Venezuela.

El temporal entró el sábado por la zona oriental del país y castigó con dureza los estados de Sucre, Nueva Esparta y Ansuategui. Antes, había golpeado la isla de Curaçao, donde el viento arrancó los tejados de numerosas viviendas y dejó sin fluido eléctrico a amplias zonas.

En Isla Margarita, importante centro turístico venezolano, las olas alcanzaron el sábado los 20 metros. Los temporales son habituales en el país entre los meses de julio y noviembre, pero no con la intensidad que ha resgistrado el temporal Bret. Ayer, la tormenta seguía desplazándose hacia occidente, acercándose a la ciudad de Coro, a 440 kilómetros de Caracas, tras arrasar los barrios marginales de la capital. Hoy, lunes, se espera su entrada en Colombia.

Los llamados cerros de Caracas, donde existen cientos de chabolas incontroladas, sin las mínimas condiciones de higiene y seguridad y densamente pobladas, fueron castigados con vientos intensos. Numerosos ríos y quebradas se desbordaron por las lluvias torrenciales y arrastraron violentamente viviendas, automóviles y todo lo que encontraron a su paso.

Las zonas del Valle 23 de Enero, Cementerio y Petares, en los cuatro puntos cardinales de la ciudad, fueron las más afectadas.

En Caracas, habitada por más de cuatro millones de personas, alrededor de un 50% de su población vive en viviendas construidas sin control en los cerros, que rodean la ciudad con un auténtico cinturón de miseria.

Gran parte de los afectados por el temporal Bret fueron trasladados hacia Fuerte Tiuna, uno de los. principales acuartelamientos del Ejército, donde se intentaba aliviar su situación en medio de escenas; de dolor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de agosto de 1993

Más información

  • El temporal arrasó las chabolas de Caracas