Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Madrid no resuelve el exceso de plantilla y ve peligrar su intención de ahorrar en nóminas

El Real Madrid no encuentra soluciones a su exceso de plantilla. Pretende colocar jugadores con urgencia (Villarroya, Llorente y Chendo), pero no lo consigue. Sus elevadas fichas han cerrado todas las puertas. La lesión de Villarroya, baja para cuatro o cinco meses, ha frustrado su traspaso al Tenerife, aunque ha resuelto un problema deportivo: de los 25 futbolístas con los que cuenta, el Madrid sólo puede inscribir 22 en la Liga (Cano y Velasco tendrán ficha del filial). Lo económico sigue pendiente de arreglo. El Madrid quiere ahorrarse 250 millones en nóminas y no puede.

Petr Dubowski realizó ayer su primer entrenamiento con el Real Madrid. Contando al eslovaco, Benito Floro ya dispone de 25 jugadores a los que dirigir. Una cifra excesiva para las nuevas exigencias de la Liga: un equipo no puede inscribir más de 22 futbolistas. El club piensa solventar parte del problema haciendo figurar a Cano y Velasco como componentes del filial. Sólo restaría uno por descartar, que podría ser Villarroya, lesionado: tendinitis aguda en el tendón de aquiles, con posibilidad de rotura, que en cualquier caso le tendrá apartado de los terrenos de juego durante cuatro o cinco meses.El exceso de plantilla, con todo, no es tanto un problema deportivo como económico. El Madrid adquirió hace algún tiempo la costumbre de potenciar los contratos de los jugadores. Esta medida se le ha vuelto ahora en su contra. Algunos de sus futbolistas tienen muy pocas posibilidades de jugar, pero mantienen unas fichas muy altas.

Es un lujo del que intentó desprenderse el club con una serie de traspasos. Lo elevado de los sueldos ha sido el principal obstáculo con el que se ha encontrado para cumplir sus pretensiones: LLorente (100 millones), Villarroya (80) y Chendo (60). El Madrid trataba de ahorrarse 250 millones de pesetas en nóminas, pero empieza a sospechar que va a tener que cargar con todos ellos.

Los gastos que le generará la incorporación de Dubowski es otra historia. Mientras el club sostiene que no le va a costar ningún dinero, y que pagará la operación con una serie de partidos amistosos, desde Praga se asegura que ha tenido que desembolsar ya 400 millones de pesetas. El eslovaco se presentó ayer a sus nuevos compañeros, realizó su primer entrenamiento y se concentró ya con el equipo.

Dubowski habló con la prensa con la ayuda de un traductor. Aunque no con el que Floro quiere que disponga permanentemente el jugador para su integración en el grupo. Una cuestión básica para el técnico, que no lo es tanto para el futbolista. "Me da lástima no poder entender a mis compañeros", dijo, "pero el fútbol se puede jugar sin saber idiomas".

Dubowski reconoció contactos que mantuvo su representante con directivos del Barcelona para negociar un posible traspaso al club catalán. El eslovaco tuvo tiempo para rebatir a Johan Cruyff, el entrenador del Barcelona, que afirmó que descartó, su fichaje porque Romario "es mejor y más barato". "Si el brasileño es más barato no lo sé", dijo, "y si mejor intentaré demostrar lo contrario".

El cambio de Prosinecki

La incorporación de Dubowski pone en peligro la titularidad de Prosinecki. El eslovaco moderó las declaraciones que realizó antes de venir a España -"no voy para ser suplente"y se pronunció con modestia: "Yo no soy mejor que Prosinecki". El croata no sólo recibió el reconocimiento de su nuevo compañero. Miguel Ángel Herrador, el jefe de los servicios médicos del club, se deshizo ayer en piropos hacia él: "Le encuentro más predispuesto que nunca. Ha cambiado mucho y a positivo. No en su juego sino en su forma de ser. Le veo integradísimo en el equipo. Ha mejorado las relaciones con sus compañeros. Luego, tendrá más suerte o menos pero cuando uno tiene un estado de ánimo optimista suele sufrir menos lesiones".Prosinecki, mientras, se muestra seguro de no volver a lesionarse y de contar con un puesto de titular en el equipo. "Supongo que Dubowski pensará lo mismo", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de agosto de 1993

Más información

  • Dubowski discrepa con Floro y dice que para jugar al fútbol no hay que saber idiomas