Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno dará ayudas al cine ante la demanda de la televisión que emitió 9.000 pases en 1991

San Lorenzo de El Escorial

El Gobierno prepara un plan de choque para incentivar la producción cinematográfica, incapaz de abastecer el mercado ante el elevado número de pases que ofrecen las televisiones, que en 1991 alcanzó los 9.000. Algunas de estas medidas -créditos preferenciales, exenciones tributarias- fueron anunciadas ayer por el ministro de Cultura en funciones, Jordi Solé Tura, en el curso Televisión y futuro, en la Universidad Complutense de El Escorial.

Jordi Solé Tura afirmó que una una comisión intergubernamental -formada los, ministerios de Cultura, Obras Públicas, Industria y Hacienda- estudia una serie de medidas para salir de la crisis que azota a la industria cinematográfica. Entre ellas destacó la creación de una ventanilla única para combatir la distorsión de datos, la aplicación de sistemas de financiación parecidos a los que utiliza la pequeña y mediana empresa con créditos preferenciales y la constitución de sociedades de capital de alto riesgo.Esta comisión también estudia la creación de fondos de garantía, las subvenciones a planes globales de producción, la mejora de la colaboración entre las empresas, la promoción del asociacionismo, apoyos a grupos empresariales, exención tributaria sobre los beneficios que se reinviertan en producciones, y la exclusión de plusvalías en la participación de capital de riesgo.

Disminución de espectadores

Solé Tura se refirió a la interacción que existe entre el "cine en televisión" y el "cine para televisión", como "elemento fundamental del universo audiovisual". También resaltó el declive del cine como "espectáculo en sala", que se refleja en la disminución de espectadores". Por el contrario, indicó el auge que ha alcanzado la cinematografía en televisión, "donde se ve mas cine que nunca".Para demostrarlo, barajó las siguientes cifras: la emisión de películas por televisión se duplicó en la Comunidad Europea entre 1977 y 1987 y pasó de 4.000 a 9.000 proyecciones. En España, segundo país en la lista después de Italia, se proyectaron 370 películas por los dos canales de Televisión Española que existían entonces. La llegada de: las autonómicas y las privadas hizo que "el crecimiento fuera espectacular, y en 1991 llegarnos a las 9.000 proyecciones", aseguró.

Para el ministro de Cultura en funciones, el elevado número de filmes proyectados "sugiere un rápido agotamiento de los stocks" y plantea la necesidad de aumentar la producción. Para ello, sería necesario un salto de la industria cinematográfica y contar con la colaboración de todas los canales. Además, criticó el sistema de lotes de las distribuidoras norteamericanas, en virtud del cual bajo un gran título el comprador está obligado a adquirir otros de menos importancia, y destacó el mecanismo de defensa que ha puesto en marcha su ministerio para acabar con el monopolio de la distribución con el proyecto de ley de las licencias de doblaje.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de julio de 1993

Más información

  • Solé Tura anuncia un plan de choque para incentivar la producción