1.500 ancianos dispondrán de una telealarma en casa para final de año

Mil quinientos ancianos de Madrid contarán con una telealarma en sus domicilios para finales de diciembre. En abril se ha empezado a instalar este servicio a 1.100 nuevos usuarios, que se suman a los 400 que lo disfrutan desde hace dos años.La telealarma consiste en una especie de medallón o relojito que, accionado por el anciano, conecta su teléfono con una central de emergencia donde solicitar ayuda. Algunas cuentan también con un dispositivo conectado a la cisterna del inodoro que se acciona si el usuario no tira de la cadena en un cierto plazo de horas.

Este millar de nuevos aparatos están costeados al 65% por el Instituto Nacional de Servicios Sociales (Inserso) y al 35% por al Ayuntamiento de Madrid, que paga íntegramente los 400 colocados hace años. Ambas instituciones firmaron un convenio a finales de 1992 para esta última ampliación de la red, pero la instalación no comenzó hasta hace dos meses por problemas burocráticos.

El Inserso y el equipo municipal tienen previsto establecer un baremo para que los usuarios paguen una pequeña parte del servicio, de acuerdo a sus posibilidades económicas. El coste real de cada uno de estos avisadores electrónicos es de 6.615 pesetas mensuales. Fuentes municipales aclararon: "incluso aplicando el baremo habrá un 70% que no paguen nada porque sus ingresos son muy bajos. Y el resto aportarán cantidades entre las 500 y las 1.000 pesetas mensuales".

Ernesto Cabello, jefe del departamento municipal de mayores, asegura que no existe lista de espera

El 80% de los ancianos que disponen ya de este sistema viven sólos. Tienen edades entre los 75 y los 85 años y el 70% son mujeres. El 65% de ellos perciben pensiones asistenciales de unas 35.000 pesetas. Viven en distritos envejecidos como Centro, Chamberí, Arganzuela y Salamanca.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS