Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil protege al gerente de Rok de las quejas de sus empleados

Dos furgonetas de la Guardia Civil acudieron ayer a la fábrica de la empresa de vaqueros Textil Rok, SA, en Torrelaguna, a requerimiento del director gerente de la firma, Francisco Sánchez del Font, amedrentado por las protestas de las 266 trabajadoras de la firma, que temen perder sus empleos.La portavoz de CC OO, Rosario Arcas, señaló que la protesta se debe a que la empresa está trasladando telas almacenadas en la fábrica a centros de Portugal y Marruecos y a talleres pequeños de España para coserlas. Fuentes de la empresa dijeron que se trata de "un problema laboral por regulación de empleo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de mayo de 1993