Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones 6 junio

Aznar compara su posible victoria con la esperanza suscitada por el PSOE en 1982

José María Aznar comparó ayer la posibilidad de una victoria electoral del Partido Popular (PP) con los grandes momentos de esperanza e ilusión colectiva de la transición a la democracia, en particular durante 1982, en que llegó al poder el PSOE. Ante unas 6.500 personas que llenaban el polideportivo municipal de Palma de Mallorca, el líder de los populares aseguró que la etapa abierta en 1977 por la UCD acabó bien, mientras que la iniciada en 1982 por los socialistas termina en un desengaño. Aznar afirmó que, si gana las elecciones del próximo 6 de junio, "formará un Gobierno muy centrado" al que "posiblemente" se incorporarán ministros independientes.

El líder del PP rechazó las acusaciones de que carece de programa y aseguró que durante la campaña sólo se habla de sus propuestas, mientras los socialistas no terminan de aclarar si piden una nueva mayoría "para hacer más de lo mismo". Destacados miembros de la ejecutiva popular están convencidos de que Aznar centrará su intervención en el debate televisivo del próximo lunes con Felipe González en explicar varias de las medidas concretas que piensa adoptar si llega a la jefatura del Gobierno. Concretamente, aseguraron que Aznar desempeñará el papel "de presidente". El candidato a La Moncloa visitó ayer las tres principales islas de la Comunidad Balear, que su partido gobierna en coalición con los regionalistas de Unión Mallorquina. En Ibiza participó en una comida-mitin junto a varios centenares de personas en un parque acuático. A media tarde, un millar de seguidores escucharon su mensaje en el pequeño pabellón deportivo de Mahón. A última hora, se dirigió al público que llenaba el Palacio Municipal de Deportes de Palma de Mallorca. Fue el primer acto, desde la convocatoria de las elecciones, en que se empleó el idioma cooficial de la comunidad, además del castellano.Aznar se afianza cada día en la certeza de su victoria, aunque pide que se deje a un lado el exceso de confianza y el triunfalismo. Ayer anunció el contenido de su eventual discurso de investidura ante el Congreso de los Diputados. Será, según explicó, el mismo programa electoral que defiende en la campaña.

Propuestas

El líder del PP consumió buena parte de su intervención en Palma en desgranar las propuestas sobre las que pone el acento en las últimas semanas. Con su particular estilo, fue preguntando al público quién ha hablado de congelar los impuestos para re lanzar el ahorro y la inversión, de ahorrar 500.000 millones de pesetas mediante un plan de austeridad en la Administración o de someter el control del gasto público directamente a la Presidencia del Gobierno. "En esto me quiero mojar", subrayó al terminar esta última idea.Aznar afirmó que pretende re vivir momentos de cambio y esperanza, como en 1977, cuando se instauró la democracia y se garantizaron las libertades de la mano de UCD, según dijo. También en 1982, con la llegada de los socialistas al poder. "¿Por qué no lo voy a decir?", se preguntó. Pero de inmediato estableció una diferencia: "La primera etapa acabó bien, mientras que la se gunda termina en el desengaño, la desilusión y la frustración".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de mayo de 1993

Más información

  • El líder del PP afirma que "posiblemente" contará con independientes si forma Gobierno