Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La segunda parte, mejor

Diversas personalidades estiman que el debate fue "aburrido" y que González y Aznar no respondieron a las expectativas

Diversas personalidades de la política, la economía, la literatura, el deporte y otras actividades coinciden en calificar de "aburrido" el debate de anoche. También consideran que Felipe González mejoró notablemente en la segunda parte del mano a mano.Julio Anguita, candidato de IU, que siguió el debate desde Radio Linares, de la cadena SER, manifestó su decepción por el desarrollo del cara a cara entre Felipe González y José María Aznar en Antena 3, del que él ha estado excluido. "En dos horas y cuarto que ha durado el debate, González sólo ha destinado 10 minutos a hacer propuestas. Y Aznar ni eso: ha demostrado que está carente de programa. Él resto del tiempo lo han destinado únicamente a la polémica", declaró Anguita.

El escritor Juan Marsé: "Me ha parecido aburrido. Sé que el próximo debate no deben hacerlo ni sentados ni de pie. Que lo hagan acostados. A Felipe González le he visto con menos nervio y vigor, y a Aznar con una sonrisita que me da pavor".

El director del Círculo de Empresarios Vascos, Enrique Porto, considera que el debate estuvo "bastante equilibrado", aunque posiblemente Aznar resultara ligeramente vencedor. En su opinión, Felipe González estuvo "acorralado" en la primera parte del debate en los temas de economía y corrupción, pero en la segunda parte, frente a Aznar siempre agresivo, el candidato socialista se mostró mucho más imaginativo en las propuestas.

Ramón Sáez Valcárcel, juez de Instrucción número 38 de Madrid, opinó: "Me ha parecido un discurso mediocre y aburrido por parte de los dos candidatos, aunque me ha producido especial frustración que Felipe González se haya quedado sin capacidad de comunicar ni crear confianza en su proyecto".

Gabriel Jackson, norteamericano, historiador y novelista, de 72 años: "Creo que al comienzo Aznar ha planteado preguntas difíciles que no ha respondido tan bien Felipe González. Al avanzar el debate en contenido específico, González ha mejorado mucho. Está claro que Aznar no ofrece nada específico, sino simplemente un criticismo de los errores. No ofrece nada más que descalificaciones y críticas".

Josep Guardiola, jugador del F. C. Barcelona: "Debates como el de ayer deberían repetirse en todo tipo de elecciones; resultan muy interesantes y sirven para clarificar algunos puntos, aunque en otros se tiene la sensación de que impera cierta demagogia".

Xosé Luis Barreiro, profesor de Teoría del Estado y ex vicepresidente de la Xunta de Galicia: "Clarísimamente Aznar no ha perdido, lo que quiere decir que ha ganado. Aznar salía claramente como perdedor y para él ha sido suficiente el hecho de que González no le arrinconara. Han debatido de igual a igual".

Josep Guinovart, artista: "Creo que Felipe estaba al principio un poco nervioso. No he visto al González que esperaba. Creo que actuaba para minorías, aunque no ha caído en la demagogia del otro y al final se ha crecido notablemente. A Aznar, como imagen, no le soporto, pero la cuquería que utiliza puede ser efectiva con alguna gente. En síntesis me ha parecido un debate muy americanizado que recordaba un combate de boxeo. El primer asalto ha sido para Aznar a los puntos y el segundo, para González".

Joan Corominas Vila, presidente del Banco de Sabadell: "El debate ha servido fundamentalmente para dar mayor profundidad a la campaña electoral, que en ocasiones está muy tensionada por el estilo demagógico de los mítines".

José Luis Doreste, campeón olímpico de vela: "El debate ha sido bastante bueno. Uno y otro han demostrado civismo y saber estar. Aznar ha ganado a los puntos en la primera parte, y González en la segunda."

Carlos Schwartz, arquitecto canario: "González pecó en exceso de querer justificar su gestión y estuvo siempre a la defensiva. Sus no logros fueron un lastre para él. Aznar fue agresivo y le pudo en ocasiones, si bien abusó de la demagogia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de mayo de 1993