Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La hinchada del Sevilla recibe con indiferencia el adiós de Maradona

JUAN MÉNDEZ, Maradona abandona el Sevilla. La noticia corrió ayer como la pólvora por Sevilla, la ciudad que dio al jugador argentino la oportunidad de recuperar su crédito como el mejor jugador de una década y sacarle del sórdido mundo en el que cayó tras su adicción a las drogas. El paso de la estrella argentina ha sido más un sueño que una realidad para la afición sevillista.

Nadie apostaba en Sevilla por su renovación, que tanto el jugador como sus representantes intentaron al poco de que se alineara con el equipo de Nervión. Maradona no ha vuelto a ser el mismo. Pese a los esfuerzos personales -dieta clínica italiana, preparador físico particular y la ayuda extra facilitada por Carlos Bilardo-, Diego no ha recuperado su forma física.

La gran inversión económica realizada por el Sevilla no se ha visto recompensada por los ingresos ni por los resultados deportivos. La directiva se ha visto envuelta en situaciones muy delicadas por la actuación del jugador. Maradona desautorizó y rebajó con declaraciones ofensivas al presidente Luis Cuervas en Buenos Aires y desobedeció las órdenes en sus viajes con la selección argentina. Además, el equipo a estado sometido a un estrecho marcaje arbitral y federativo desde la llegada del argentino.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de mayo de 1993