Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Antonio Anglés llevó a punta de pistola hasta la fosa a las niñas de Alcàsser

El sumario abierto a raíz del triple crimen de las niñas de Alcasser (Valencia) revela que Antonio Anglès, actualmente huido presumiblemente a Irlanda, obligó a punta de pistola a Desirée, Miriam y Toñi a caminar hasta la fosa que él mismo había cavado horas antes cerca de la presa de Tous, y que allí mismo, ante los gritos de las tres jóvenes, que habían comprendido su intención última, las asesinó de sendos tiros en la cabeza. Por otro lado, un empresario valenciano ha ofrecido cinco millones de pesetas a quien facilite una pista fiable para localizar a Anglés.

Según las diligencias practicadas, se ha podido conocer que este episodio final de la tragedia no ocurrió la noche del día 13 de noviembre pasado, horas después de que las tres niñas hubieran sido recogidas por Miguel Ricart y Antonio Anglès cuando hacían autoestop, sino que tuvo lugar a la mañana siguiente.Durante esa noche y la madrugada, las tres niñas permanecieron atadas a un poste de madera que se alza en el interior de una caseta abandonada en la partida de La Romana, en el término municipal de Llombay y a escasa distancia de donde horas más tarde serían asesinadas.

Según fuentes próximas a la investigación, Anglès iba desatando sucesivamente a cada niña para poder violarla, momento éste en que su presunto cómplice Miguel Ricart, actualmente en prisión, colaboraba con él sujetando las piernas de sus víctimas. El propio Ricart forzó sexualmente a Desirée antes de que Anglès la introdujera en la casa abandonada.

En el sumario también consta que Anglès y Ricart tuvieron tiempo entre una violación y otra para desplazarse a la vecina localidad de Catadau con el fin de comprar unos bocadillos para la cena.

Llantos y palos

Los delincuentes regresaron a la casa, en donde Anglès continuó con sus abusos y vejaciones. Finalizadas éstas, los dos violadores volvieron a atar a las menores y trataron de conciliar el sueño, según los datos del sumario. En un momento, ante los sollozos de las niñas, que no cesaban, Anglès se levantó encolerizado y las golpeó repetidamente con un palo, según las manifestaciones que Miguel Ricart formuló ante el juez y que están reflejadas en el sumario.

El juez de Alzira que instruye las diligencias, José Miguel Bort, ha abierto un séptimo tomo en el sumario para incluir los resultados finales de los análisis de residuos efectuados en el Instituto Nacional de Toxicología.

Por otro lado, un empresario valenciano ha ofrecido cinco millones de pesetas a aquella persona que facilite una pista fiable para localizar a Antonio Anglès. La identidad del empresario no ha sido facilitada para evitar que el ofrecimiento sea considerado como una acción publicitaria. Fernando García, padre de una de las adolescentes asesinadas, aseguró que un "empresario de total solvencia y plenas garantías" ha efectuado esta oferta de recompensa, que se unirá a la que ofrece el Gobierno.

García, que actúa como portavoz de las familias, añadió que sigue confiando en una pronta captura de Anglès.

Este anuncio se ha efectuado después de que el pasado lunes el juez de Alzira que instruye el caso, José Miguel Bort, levantara el secreto del sumario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de abril de 1993

Más información

  • Un empresario ofrece cinco millones a quien aporte pistas