Sindicatos y CEOE denuncian retrasos en los pagos del Fondo de Garantía Salarial

La patronal CEOE y los sindicatos presentes en el consejo rector del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) han solicitado "una reunión urgente" con Trabajo para que les explique por qué se están pagando con retrasos de tres o más meses las retribuciones a los trabajadores cuyos expedientes están aprobados, según fuentes del consejo rector.

Los sindicatos aseguran que el Fogasa necesita 15.000 millones de pesetas para ponerse al día en los pagos. El fondo destinó el año pasado 50.810 millones, un 18% más que en 1991 al pago de salarios e indemnizaciones de empresas insolventes, en suspensión de pagos o quiebras.El Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) es un organismo autónomo adscrito al Ministerio de Trabajo que se financia mediante cuotas empresariales y que abona los salarios e indemnizaciones a los trabajadores cuando la empresa haya sido declarada en situación de insolvencia o se encuentre sometida a un procedimiento de suspensión de pagos, quiebra o concurso de acreedores. Según cálculos empresariales, por este concepto se recaudan anualmente entre 60.000 y 80.00,0 millones de pesetas.

"La tesorería debería recaudar cada mes unos 5.000 millones de pesetas en concepto del 0,4% que pagan los empresarios, pero el Fogasa está ingresando sólo 3.000 millones, con lo que no puede hacer frente a todos los pagos y tiene que retrasarlos", explican fuentes sindicales que calculan "en 15.000 millones de pesetas el dinero que necesita Fogasa para ponerse al día en el cumplimiento de los pagos". "La disponibilidad de tesorería no cubre la totalidad de expedientes cuyo pago está aprobado, en muchos casos desde hace cinco meses, y van quedando pendientes de mes en mes y así sucesivamente", explica un miembro del consejo. Este consejero añade: "queremos que el Ministerio de Trabajo nos explique qué es lo que está pasando".

Demoras de cinco meses

Según estas fuentes, "Fogasa siempre había cumplido con rigurosidad los pagos, pero desde diciembre del año pasado se está demorando el abono de expedientes aunque estén aprobados". La tónica normal es que desde que se inicia la tramitación del expediente hasta que cobra el parado suelen pasar dos meses. Pero en la actualidad hay que sumar tres meses de retraso al periodo de tramitación, con lo que suman cinco meses.Entre diciembre y enero de este año, los despachos laboralistas empezaron a recibir las quejas de trabajadores que, al ir a hacer efectivo el cobro de la cantidad aprobada por la dirección provincial de turno, recibían para rellenar y entregar un documento de Fogasa en el que se explica que, "no habiendo podido hacer efectivo el cobro de las cantidades que le corresponden percibir a los interesados en el expediente antes indicado [ ...] solicita la reexpedición de los recibos de cobro". Este periódico ha hecho, sin éxito, numerosos requerimientos al Ministerio de Trabajo para conocer su versión sobre estos retrasos.

A lo largo del año pasado, Fogasa pagó un total de 50.810 millones de pesetas, un 18% más que en 199 1, cuando se abonaron 42.962 millones, según datos facilitados por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. "Este aumento en el pago de las prestaciones es consecuencia de la desaceleracíón de la actividad económica española durante 1992", según Trabajo. Sus datos indican que se tramitaron 24.095 expedientes de 14.665 empresas que afectaron a 108.834 trabajadores, un 10% más que en 1991. De los más. de 50.000 millones, 15.660 millones correspondieron a salarios adeudados y 35.150 a indemnizaciones.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS