Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los militantes de Izquierda Unida en Madrid 'echan' a Nicolás Sartorius y Pablo Castellano del Congreso

La quinta, el octavo y el noveno. Los militantes de Izquierda Unida (10 en Madrid han votado en los últimos días unas primarias para ordenar su candidatura en esta comunidad y han dejado prácticamente fuera del Congreso a Nicolás Sartorius y Pablo Castellano, dirigentes renovadores y diputados en varias legislaturas. Todas las encuestas dan a IU un máximo de siete escaños por Madrid y las bases -segun sus votos- desean que Castellano sea el octavo en la papeleta, y Sartorius, noveno. La también diputada renovadora Cristina Almeida se salva en un quinto puesto compartido.

La presidencia madrileña de IU no logró anoche alcanzar ningún acuerdo tras barajar tres propuestas. Las ideas puestas sobre la mesa fueron mantener la votación de las bases, ponderar otras actas en un intento de consenso e incluir a los tres diputados renovadores en los puestos quinto, sexto y séptimo, y una propuesta de Nueva Izquierda -el sector que lidera Sartorius- para que los tres cuestionados vayan entre los cinco primeros lugares. La imposibilidad de lograr un acuerdo lo deja todo pendiente de la reunión que hoy mantendrá el Consejo Político Regional, en la que fuentes de ambos sectores dan por seguro que se presenten dos "o incluso tres" listas.Las primarias de IU en Madrid -sobre las que se decidió que no tuviesen valor vinculante, aunque así lo indican los estatutos- se han desarrollado en los últimos cinco días. En ellas han votado 84 de las 101 asambleas de base, que engloban al 97% de la afiliación total de IU en la comunidad. En todo el proceso han votado 2.832 afiliados, de los que 2.156 (un 76,1% del total) han votado individualmente a los 12 candidatos de la lista, ordenada alfabéticamente.

"Base de la reflexión"

Los resultados de esta votación individual, que va a ser "la base fundamental de la reflexión" de los órganos de IU en Madrid, según sus dirigentes, son éstos, según el recuento que concluyó a las tres de la madrugada de ayer: Julio Anguita, 1.863 votos; Francisco Frutos, 1.485; Ángeles Maestro, 1.424; José Luis Núñez, 1.398; Cristina Almeida, 1.045; Susana López, también 1.045; Isabelo Herreros, 1.030; Pablo Castellano, 998; Nicolás Sartorius, 996; Enrique de Santiago, 943; Rubén Cruz, 885, y Julio Setién, 752.

La situación se complica, pues otras 18 asambleas de base, que agrupan a 407 afiliados, propusieron en conjunto una lista sin individualizar a los candidatos. Y aquí Sartorius, portavoz de IU en el Congreso y líder de los renovadores; Almeida y Castellano son, respectivamente, segundo, tercero y cuarto. Finalmente, 10 asambleas (269 afiliados) delegaron su voto en el consejo de hoy. Así las cosas, los renovadores reclaman que prime "la lógica del consenso" sobre la del "castigo", mientras que dirigentes de la mayoría y algunos de los nominados -como Isabelo Herreros, presidente de Izquierda Republicana y portavoz federal de la coalición- enfatizan el valor fundamental de la votación de las bases.

Varios renovadores -Francisco Palero, Juan Berga o Alonso Puerta- recalcaron que es "impensable" que el proyecto de IU se vea reflejado en el noveno puesto de Sartorius. Y lamentaron que la presidencia federal, reunida en la tarde de ayer con la regional de Madrid, renunciase a "dirigir la organización".

Nueva Izquierda, cuyos dirigentes tomarán esta mañana una decisión, aún no se han planteado presentar una lista alternativa en el Consejo Regional y no descartan incluso que sus tres diputados decidan al final no concurrir a los comicios. Insisten en que los tres deben ir en puestos de cabeza, pero ven difícil colocar a más de dos, algo en lo que coinciden con dirigentes oficialistas.

Los renovadores intentarán lograr un consenso hasta el domingo, cuando el máximo órgano de IU, el Consejo Federal, aprobará definitivamente todas las listas y elegirá a Anguita como candidato a la presidencia del Gobierno. Y también hasta el final insistirán en que "quien ha potenciado la lógica del castigo debe buscar las soluciones y debe decir si estos resultados son la IU a la que aspiran".

Cristina Almeida, la única de los tres cuestionados que asistió a la reunión de la ejecutiva por la tarde, dijo: "A mí me da igual la sexta, o la séptima o no ir en ninguna lista. Lo que me preocupa es si este proyecto que tenemos es un proyecto de castigo". Pablo Castellano, presidente de los socialistas del Pasoc, indicó a Servimedia que Ias bases de IU en Madrid, lógicamente, no han hecho más que seguir la consigna que se les ha dado".

Nicolás Sartorius expresó a personas próximas que no quería hacer declaraciones públicas "por el bien de IU".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de abril de 1993

Más información

  • Los renovadores consideran "impensable" que se relegue a un noveno puesto a su líder