Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un anuncio de Coca-Cola puede convertirse en serie de televisión

Nadie ignora que televisión y publicidad forman una de las más entrañadas e indisolubles parejas. Tanto es así que, si el proyecto cuaja, pronto tendremos un anuncio de Coca-Cola convertido en serie de televisión. La empresa que tiene sobre su mesa el encargo es la conocida agencia Creative Artist, de donde precisamente han salido los últimos anuncios de la famosa bebida norteamericana. El anuncio en cuestión es el titulado Osos polares y forma parte de la campaña Siempre Coca-Cola, que ha creado esta misma agencia. Muestra a un grupo de osos polares con gafas de sol mientras disfrutan su bebida preferida: Coke.La conversión en serie del promo presenta, al menos, un problema: cómo encontrarle equivalente a las sofisticadas imágenes generadas por ordenador que incluye el anuncio. Están por ver también las reacciones de determinados grupos. Hace un año, Action for Children's Television (ACT), una organización dedicada a propiciar el respeto, a los derechos del niño en la pequeña pantalla, elevó sus protestas a la Federal Communication Commission, pidiendo la prohibición de una serie de animación de la Fox titulada Yo! Its the Chester Cheetah Show! El protagonista, Chester Cheetah, era la reproducción de la mascota que la marca Frito-Lay venía utilizando desde 1986 para anunciar sus bocadillos de queso, creado tanto para el anuncio como para la serie por la propia agencia encargada de la promoción de los productos de Frito-Lay.

Casos precedentes

Otros casos precedentes, como la conversión del anuncio -más genérico- financiado por los productores de las pasas de California, California Raisins, en serie de muñecos animados no generó polémica alguna. Tampoco han levantado mayor revuelo los sitcommercials -una mezcla de información de publicidad y formato de telecomedia- con los que compañías como la norteamericana Bell han comenzado recientemente a publicitar sus servicios. Ringers, como se tituló la telecomedia publicitaria lanzada por Bell este pasado noviembre, fue creada por Sam Denoff, uno de los productores Y guionistas del popular El show de Dick van Dyke. Sus protagonistas, los Ringer, son un fontanero, su padre, su mujer y sus dos hijos. En prácticamente cada escena aparecen bien publicitados los diversos servicios telefónicos de la compañía. El espectáculo fue producido también por una agencia de publicidad, la Jordan, McGrath, Case & Taylor.En el caso de Coca-Cola, si el anuncio, una vez solventados los problemas de la adaptación, se convierte finalmente en programa de entretenimiento, no será, desde luego, el primer caso en que este refresco haya cobrado notoriedad a partir de alguno de los ingredientes de su promoción. En 1971, el tema musical escrito para Coca-Cola por Roger Greenaway y Roger Cook se convirtió en número uno y permaneció en ese lugar 21 semanas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de abril de 1993