Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El industrial Bertrán de Caralt se entrega al juez y queda en libertad sin fianza

El industrial barcelonés José Felipe Bertrán de Caralt, presuntamente involucrado en una fraude fiscal de 1. 500 millones de pesetas que afecta a otras siete personas, se entregó ayer a la justicia tras permanecer cuatro días en paradero desconocido. Bertrán se personó horas después de que el juez encargado del caso dictase contra él una orden de busca y captura e ingreso en prisión. Este juez, Lluís Pascual Estevill, es el que atendía ayer el juzgado de guardia de Barcelona.Bertrán, de 67 años, declaró durante dos horas -entre las 20.15 y las 22.15 horas-, y luego quedó en libertad provisional sin fianza, aunque con la obligación de presentarse en el juzgado cada diez días. Otros dos encausados permanecen en prisión.

Página 41

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de marzo de 1993