Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El líder del PP dice que éste es el momento "más sucio" de la transición

El presidente del Partido Popular, José María Aznar, dijo ayer en Huelva que "asistimos en España a los momentos políticos más sucios desde el inicio de la transición democrática". Aznar pronunció una conferencia en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, organizada por su partido, en la que fue vitoreado por unos 200 estudiantes, que le aclamaron con gritos de "presidente, presidente". Antes, se había reunido con sindicalistas de empresas en crisis y había adjudicado a Felipe González la responsabilidad política del caso Filesa.

En una rueda de prensa, el líder del PP se refirió al abucheo dirigido a Felipe González el jueves en Madrid por un grupo de alumnos de la Universidad Autónoma: "No se puede engañar a todo el mundo durante todo el tiempo", manifestó. "Lo ocurrido a González es una de las consecuencias de su permanente intento de eludir responsabilidades, de poner en marcha el ventilador contra todos".Aznar considera que "la responsabilidad política del caso Filesa corresponde a Felipe González y él debe pagarla", tras el informe de los tres peritos adscritos al Tribunal Supremo que han llegado a la conclusión de que esa empresa y Time Export pagaron facturas del PSOE.

El presidente del PP señaló: "El caso Filesa afecta, en primer lugar, a la confianza de los ciudadanos en sus gobernantes. Y, en segundo término, ha infligido un fuerte daño a nuestro país. Estamos ante unos informes periciales que adquieren una relevancia muy importante. Ignoro si los ciudadanos se han parado a pensar, después de conocer esos datos, en la situación en que queda la Fiscalía General del Estado o el Tribunal de Cuentas".

La solución, en opinión de Aznar, radica en "no otorgar más confianza y credibilidad a este Gobierno ni al señor González". En tono electoralista, el candidato popular a la jefatura del Gobierno se mostró convencido de que la legislatura "está agotada hace tiempo" y sería necesaria la rápida convocatoria de elecciones generales" porque "la mayoría social del país no se corresponde ya con la mayoría política".

El presidente del PP ha realizado una visita de casi dos días a Huelva, una provincia tradicionalmente considerada como un feudo del PSOE. En las dos últimas elecciones generales los socialistas consiguieron en Huelva cuatro escaños, por uno del principal partido de la oposición.

A primera hora de la mañana, Aznar se había reunido con miembros de los comités de empresa de las cuatro factorías de Fesa-Enfersa, afectadas por la suspensión de pagos del Grupo KIO, a los que mostró su apoyo. En el encuentro tomaron parte sindicalistas de CC OO pero no los de UGT, que declinaron la invitación y argumentaron que no desean que nadie "rentabilice electoralmente" la agonía de las empresas. Aznar, según informó luego, se comprometió a realizar un seguimiento de los acontecimientos y mantener a los sindicalistas informados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de marzo de 1993

Más información

  • 200 estudiantes reciben a Aznar en Huelva con gritos de "presidente"